Saltar al contenido

Álamo: tipos, características, tamaños, variedad y color…

septiembre 11, 2020
alamo

El álamo es un árbol principalmente hermoso, grande y muy buscado por sus diferentes usos. Entre las características más llamativas de este árbol está su forma cilíndrica que da un aspecto de elegancia y belleza sin igual.

Este árbol al igual que el Ficus, es sembrado mayormente para su uso ornamental en parques y clubes. Debido a que aporta una presencia inigualable por su belleza y color tan característico, además de la sombra que puede dar.

También es utilizado por tener diferentes propiedad medicinales. Que son utilizadas para diferentes cosas como dolencia, inflamaciones e incluso diuréticos.

La madera del álamo resulta muy útil también para las industrias madereras. Sin embargo, por ser tan ligera no la utilizan para muebles que deban soportar peso. Sino para hacer cajas de madera que son transportadas en barcos o aviones. Protege bien lo que lleva dentro y no aporta un peso extra excesivo.

Tipos de álamo

alamo

Existen varios tipos de álamo. Entre ellos varían los colores, la altura y las características que debe tener la zona en la que se encuentran para que puedan crecer de forma saludable, o siquiera nacer.

El álamo más común que podrán ver en imágenes de internet o incluso en las películas o tv es el álamo blanco. Crece mayormente en Europa y África y es el característico por su copa frondosa y gran altura.

Una de las especies más curiosas que existen del álamo es el álamo chino. El cual es uno de los más pequeños y tal como su nombre lo dice, sólo crece y se reproduce allí, en china. Esto se debe a la característica tierra y temperaturas que tiene este país.

Entre todos los tipos de álamos que existen pueden variar los colores y tamaños, pero la forma tan particular que tiene nunca cambia, y es que esto es lo primero que se ve a la hora de reconocer un álamo en algún lugar.

Características del álamo

Éste árbol a pesar de tener un aspecto muy delicado por su porte alargado y color extravagante, realmente no necesita de muchos cuidados para crecer sanos, más que los elementales que se deben tener con cualquier otro árbol.

Su crecimiento es bastante rápido, así que es un utilizado para sembrarlos en campos abiertos bien sea con fines de estética, para luego utilizar sus propiedad medicinales, o incluso para ser talados y aprovechar su ligera pero resistente madera.

El álamo también es usado como cortavientos por la gran altura que puede alcanzar, además de ser de los pocos árboles que cuentan con una copa tan tupida y resistente. L tronco de este árbol es bastante delgado, sin embargo está bien fijado al suelo con sus raíces y se levanta completamente erecto.

Sus ramas son sumamente flexibles, por lo que los fuertes vientos pueden doblarlas pero no quebrarlas, y por crecer de forma vertical hacia abajo, sus hojas tampoco son tan fáciles de caer a causa de fuertes vientos. Esto es lo que lo hace el perfecto cortaviento natural.

Tamaños del álamo

Por lo general el álamo puede alcanzar una altura de entre 30 a 35 metros, por supuesto que esto varía según la especie que sea, ya que hay alginas que crecen más que otras.

Su tronco sólo cuenta con 1 metro de diámetro, lo que comparado con su altura resulta bastante delgado por las proporciones. Sin embargo aunque tiene un tronco delgado, es bastante resistente y está bien arraigado al sueño por todas sus raíces que se aferran con fuerza. Por esto son capaces de soportar fuertes ráfagas de viento sin caer ni partirse.

Una de las especies de álamo más pequeñas es el álamo chino. El cual crece hasta los 15 o 20 metros de alto, lo que comparándolo con un álamo común tiene bastante diferencia. En esta especie también cambia el color ya que sus hojas son de un ver ligeramente más oscuro, pero de resto todas las características son iguales.

Sin embargo existe una especia de álamo aún más pequeña que puede llegar a medir sólo 10 metros de altura y no pasa de 20 metros cuando crece mucho, este es el álamo temblón. La forma de sus hojas hacen que tiemblen con el más mínimo viento, y se allí el nombre que tiene. Esta especie es común en Asia y algunas partes de Europa.

Variedades

La madera del álamo no es sólo utilizada para cajas y muebles de madera liviana, sino que también es muy buscada por las industrias papeleras para hacer hojas de papel. Esto se debe a tu textura pastosa y fibrosa que tiene todo lo que se necesita para la fabricación del papel.

El álamo pocas veces es utilizado en jardines, aunque cuando esto ocurre da una vista majestuosa. Esto se debe a que el mismo extiende sus raíces a varios metros de distancia, y muchas de ellas pueden estar por la superficie del suelo, a causa de esto debe tener un terreno muy grande para poder crecer y esparcirse libremente.

Si hay edificaciones cerca de un álamo lo más probable es que estas se vean afectadas por las raíces de forma directa. Ya que estas son bastante fuertes. Se recomienda no construir ninguna edificación como paredes o suelos cerca de un árbol de álamo. Porque luego de un tiempo corre el riesgo de dañarlos tumbando los muros y levantando el sueño.

Colores

Normalmente el álamo tiene una corteza de color blancuzco que se torna mucho más oscura en su base. Esta corteza que resulta más clara a más altura, tiene también unas peculiares manchas de color negro.

Con el tiempo y cuando alcanza una edad adulta. Esta corteza va quebrándose y en el fondo se alcanzan a ver espectaculares colores vivos que llaman mucho la atención de quienes están cerca para verlo.

Sus hojas comúnmente son de un verde intenso. Antes de caer por el otoño, adoptan un color amarillo con tonalidades doradas que es lo que le da ese peculiar aspecto tan hermoso a este imponente y muy distintivo árbol.