Saltar al contenido

Crataegus: tipos, características, tamaño, variedades, colores…

junio 4, 2021
crataegus

Entre las plantas de cuerpo espinoso más abundantes en gran parte del planeta, destaca el Crataegus. Debido a su tamaño, se clasifica como un árbol pequeño o un arbusto, según su longitud. A pesar de ser una fuente de alimento para muchos animales, también resulta muy seguro para el consumo humano. Gran parte de sus beneficios favorece a la salud, siendo un tratamiento ideal para muchos padecimientos. Conoce un poco más del Crataegus.

¿Qué es el árbol Crataegus?

El Crataegus, popularmente conocido como espino, es un árbol o arbusto de características espinosas. Su tamaño oscila entre 5 y 15 metros de altura. Por lo general, destaca una corteza de color grisáceo, y con el tiempo van apareciendo fisuras con crestas. Las espinas tienen un tamaño entre 1 y 3 cm, pero se han registrado en algunas especies longitudes mayores. En cuanto a las hojas, destacan por ser de bordes serrados, aunque su forma puede variar según la especie.

Los Crataegus producen un fruto que se asemeja a una baya, con forma de pomo y una pulpa suave. Este almacena en su interior hasta cinco semillas. Las cuales servirán para reproducir esta planta. Suele florecer a finales de primavera, entre los meses  de mayo a junio. En la mayoría de las especies, las flores logran un tamaño cerca de un centímetro de diámetro, con cinco pétalos blancos, muchos estambres rojos.

Suele ser el hogar de muchas aves. Además, los mamíferos suelen utilizarlo como una protección. Para los insectos se convierte en una fuente de alimento. Lo mismo pasa en la época de invierno con las aves, aprovechan las bayas para lograr una buena alimentación durante esa época. Las deposiciones permiten una distribución equitativa de las semillas.

Ubicación del Crataegus

Por lo general, el Crataegus es capaz de desarrollarse de manera natural en las zonas de Eurasia y África del Norte. Pero su plantación se ha expandido a otros territorios del mundo, sin problemas de plantación. Destacan lugares como Madeira, América del Norte, Argentina, Chile, Australia y Nueva Zelanda, Península Iberia y Baleares.

En zonas de bosques también abundan, logrando crecer al lado de otras especies espinosas. Comúnmente puede observarse junto a zarzas, rosales, silvestres, entre otras. Durante sequías de altas temperaturas puede verse afectado el Crataegus, a tal punto de amenazar su permanencia. Sin embargo, fácilmente se puede plantar en casi cualquier suelo.

Crataegus

Tipos de Crataegus

El número de especies se catalogan según su taxonomía, logrando registrar un gran número de especies. En realidad, se afirma que todavía existen algunos árboles sin clasificar, ya que existen plantas con características similares al Crataegus. Entre las especies más reconocidas dentro de este género destacan:

  • Crataegus arnoldiana: se conoce como espino de Arnold. Suele alcanzar un tamaño de 6 metros de altura. Sus flores poseen estambres rosados que resaltan sobre los pétalos blancos. Estas suelen florecer durante el mes de mayo, aunque su olor es poco agradable. Sus frutos suelen medir hasta 2 cm de diámetro. Es una especie autóctona de Estados Unidos.
  • Crataegus monogyna: su nombre común es espino albar. Comparte propiedades medicinales con el espino blanco. Funciona como un excelente cardiotónico.
  • Crataegus diffusa: otra especie autóctona de Estados Unidos. Los árboles de mayor edad logran alcanzar hasta 10 metros de longitud. Posee largas espinas, aunque sus frutos y flores resultan más pequeños en comparación con estas.
  • Crataegus flava: conocido como espino amarillo. Se localiza en el este de Estados Unidos. Posee flores blancas, de las cuales se producen frutos de color amarillo verdoso. Aunque se pueden consumir crudos, es ideal para elaborar mermeladas.
  • Crataegus laciniata: también es reconocido bajo otros dos nombres, espino segureño o majolero. Se encuentra en la zona oeste de Asia, sobre todo en los países pertenecientes al Mediterráneo. Una planta ideal para el jardín. El aspecto de las hojas es blanquecino, Esto se debe a que destaca por poseer gran pilosidad. Su florecimiento ocurre durante la época de verano, ofreciendo vistosas flores blancas. Es una especie que produce pocas espinas a pesar de ser considerado espino.
  • Crataegus mollis: se localiza en zonas del centro de Estados Unidos, conociéndose con el nombre de acerolo rojo. Su tamaño alcanza los 10 metros de altura. Posee pilosidad en ambas caras de las hojas, lo cual le otorga una textura suave al tacto. Al principio del verano, se logra el florecimiento del espino. Mientras que sus frutos destacan con u atractivo color rojo, llegando a una longitud de 2,5 cm de diámetro.
  • Crataegus pubescens: procedente de México, de ahí que su nombre también se conozca como Crataegus mexicana, o popularmente tejocote. Su altura ronda los 9 metros. Las hojas tienen un color verde brillante con pilosidad en el envés. Destaca la ausencia de espinas en las ramas. El espino florece en primavera, mientras que los frutos maduran en otoño, mostrando un color amarillo. Suelen ser comercializados y utilizados en postres.

Su cultivo y cuidado

Algo a destacar del Crataegus, es que se reproduce a través de semillas obtenidas de los frutos. Los botánicos recomiendan realizar la recolección durante el mes de octubre. Para esta fecha se encuentras lo suficientemente maduras para lograr la plantación. Con esto, se logra que germine adecuadamente, obteniendo una planta sana. Alrededor de un año, se consigue un desarrollo pleno del Crataegus.

Para un cultivo apropiado, se debe tomar en cuenta las condiciones climáticas. Las temperaturas muy altas afectan su crecimiento. Mientras que es posible que soporte temperaturas bajas de hasta 18º C, siendo considerada como una planta muy resistente. Se adapta sin problemas a caídas de temperatura.

Usos y beneficios

Se considera entre las plantas medicinales más buscadas. Sus usos se extienden al tratamiento de una gran cantidad de enfermedades inflamatorias. También es efectivo en casos de hipertensión, cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca congestiva y la arritmia. Estudios científicos han comprobado su efectividad en trastornos cardiovasculares, como son:

  1. Insuficiencia cardíaca congestiva: reduce los síntomas de la insuficiencia cardiaca. Funciona como antioxidante, logrando aumentar el flujo de sangre a través del corazón. Con esto se mejora su funcionamiento y disminuye la resistencia al flujo sanguíneo en las extremidades.
  2. Angina de pecho: Contiene gran cantidad de flavonoides, lo cual le otorga beneficios como protectores cardiacos. Mejora la función cardiaca en las personas con angina de pecho, y creando resistencia a la hora de ejercitarse.
  3. Cardiomiopatía e insuficiencia cardíaca congestiva: Después de largos estudios podemos asegurar su efectividad en las personas con tratamiento de insuficiencia cardiaca congestiva. Expertos en medicina natural la recomiendan por su eficacia y bajo riesgo de efectos adversos.
  4. Hipertensión: Es muy recomendado en pacientes con tratamientos de la presión arterial alta. Lo mismo sucede en pacientes que se encuentran en su primera etapa de insuficiencia cardiaca congestiva.
  5. Soplos valvulares: entre las grandes cantidades de ventajas que tiene el Crataegus se ha podido demostrar su eficacia en casos de soplos valvulares. A través de un tratamiento a base de esta planta, es posible reducir los síntomas hasta la desaparición total de la enfermedad. Así mismo, se puede eliminar el suspiro intenso y la respiración dificultosa.
  6. Se considera un tratamiento antienvejecimiento, pudiendo mejorar mucho la expectativa de vida personas de avanzada edad y con afecciones tales como arteriosclerosis o angina de pecho.

Crataegus

Modos de administrar y dosis

Para lograr los efectos deseados, su administración debe ser prolongada. SU acción suele ser lenta, por lo que es necesario esperar para ver su efectividad sobre el organismo. Sin embargo, los resultados son duraderos. Algunos de sus efectos logran detallarse tras seis o nueve semanas después de su administración. Algunas maneras de consumir el Crataegus son:

Para el consumo de este como te caliente o infusión: en una taza agregar dos cucharaditas de las flores del espino. También se pueden utilizar las hojas o bayas secas en mismas cantidades. Una vez  que empiece a hervir, apagar la hornilla y colar el contenido. Se recomienda consumir de dos a cuatro tazas diarias.

Para el consumo de te frio o infusión: colocar dos cucharaditas de bayas secas en una taza de agua bien fría. Dejar en remojando aproximadamente 12 horas. Tras este tiempo, procede a colar. Al igual que el caso anterior, beber de dos a cuatro tazas diarias.

Para la preparación de la tintura con las hojas, flores o bayas de la planta: se toman de treinta a cuarenta gotas, tres veces al día durante el tiempo del tratamiento. Pasado este tiempo, disminuir las dosis dos veces al día. Esto permite conservar el resultado obtenido.

Otros usos del Crataegus

Se han observado muy buenos resultados en el tratamiento de la diabetes insípida, sobre todo en niños, ya que es algo difícil de controlar. Es ideal en casos de mujeres en edad joven que sufren de insuficiencia mitral. Sobre todo se presentan dolencias reumáticas. Si se un tratamiento apropiado con esta planta, se pueden obtener resultados positivos.

Las enfermedades cardiovasculares pueden resultar potencialmente graves. Por lo que en este caso, será necesario realizar seguimiento médico a pesar de consumir Crataegus. Las hojas tiernas de la planta son ideales para preparar ensaladas.  También es posible aprovechar sus frutos, cuyo consumo humano es seguro. Muchas personas los recomiendan en la elaboración de puré. Los frutos de espino blanco contienen nutrientes como azúcares, pectina y diversas vitaminas, especialmente, vitamina C.