Saltar al contenido

Acacia: tipos, características, tamaños, variedades y color…

septiembre 11, 2020
acacia

La acacia es un hermoso árbol ideal para que los tengas en tu jardín o en tu patio, siempre y cuando tengas el espacio necesario para que sus ramas se esparzan y puedan crecer sin limitaciones. Si tu espacio es reducido, sin duda el ciprés sería el indicado.

Su forma y brillante color le dan vida a cualquier lugar donde se encuentre, además de ser un árbol que no necesita de muchos cuidados para crecer sano hermoso. Así que si eres de los que no tienen mucho tiempo para cuidar de árboles, pero quieres tener algunos en tu jardín, la acacia es el árbol que estás buscando.

Además de ser bastante resistente y no requerir de grandes atenciones, tiene una particularidad y es que crece bastante rápido en comparación con otros árboles de su tamaño.

Si te mudaste a una casa con un patio o jardín espacioso y estás buscando un árbol que además de darle presencia a tu hogar, te brinde también sombra y que puedas ver el cambio rápidamente, entonces definitivamente debes sembrar una acacia.

Tipos de Acacia

acacia

Existen diferentes tipos de acacias esparcidos por el mundo, sin embargo estos árboles se dan más en la zonas tropicales y sub tropicales. Incluso en algunos países que cuentan con las condiciones climatológicas adecuadas, la acacia crece de forma silvestre.

Son más de 1500 especies de acacias existentes, sin embargo aquí mencionaremos sólo dos de ellas que son las llamativas, una por ser la especie más pequeña de acacia, y la otra por ser de las especies que más altura llegan a tener.

La acacia baileyana más que un árbol se le puede ver como arbusto, ya que suelen crecer muy poco, así que es perfecta para jardines con poco espacio. Además de esta característica, esta especie de acacia es de las pocas capaces de soportar bajas temperaturas perfectamente.

El otro tipo de acacia es la longifobia, la que también cuenta con la particularidad de soportar bajar temperaturas, sin embargo no las temperaturas más salvajes como la baileyana. Esta especie es de las que consiguen mayor altura y destacan entre las demás por sus tonos más oscuros y hojas más alargadas.

Características de la Acacia

Una de las características por las que se busca mucho la acacia para los jardines es, como ya dijimos anteriormente, su rápido crecimiento. Este árbol puede crecer un metro cada dos años, lo cual es comparación con otros árboles es bastante rápido.

Además de crecer rápido también te aportan una excelente sobra, pues cuando crecen continuamente y de forma saludable ellos suelen ser muy frondosos y tupidos, lo cual los hace perfectos para aquellas personas que quieres crear un ambiente agradable y fresco en jardines grandes.

Su semilla germina rápidamente también. Si lo que buscas es sembrar desde la semilla entonces tienes esta opción. Además del hecho de no requerir demasiados cuidados especiales.

Debes prestarle atención durante los primeros dos años, tal vez sólo durante el primero si ya lo ves fuerte y resistente. Luego de eso no necesitará ni que lo riegues, con el agua de la lluvia y la humedad que consiga será suficiente para crecer, siempre y cuando tenga el espacio necesario para sus ramas y obtener los nutrientes que necesita.

Tamaños

El tamaño de la acacia varía según la especie, pero generalmente este árbol no consigue más de 10 metros de altura, ni menos de 5 u 8 metros.

La especie que menos crece puede quedar midiendo 3 metros de alto y es la acacia baileyana. Más que un árbol, es un arbusto que sirve para aquellas personas que no tienen suficiente espacio en sus jardines, pero quieren tener este hermoso árbol cerca.

11 metros es la especie de acacia que más ha llegado a crecer, y es la longifobia que mencionamos anteriormente. Esta especie es de las más imponentes porque además de su altura, es de las que más tupida llega a ser, proveyendo de mucha más sombra todo lo que tiene debajo.

Variedades de la Acacia

Las acacias también tienen una particularidad, y es que son de tronco muy resistente. Debido a esto son utilizados también por industrias madereras para crear muebles y demás artículos de madera que estén destinados a soportan mucho peso.

Sus ramas parecen débiles y fáciles de quebrar, pero realmente son flexibles. Son capaces de contraerse sin quebrarse, así que pueden soportar grandes ráfagas de viento y aun así seguir viéndose tupidos de ramas y hojas.

No solo resisten ráfagas de viento sino largas temporadas de sequía. En los lugares donde la lluvia no es frecuente ni siquiera en verano, y el agua no abunda de manera normal, la acacia es muy buscada por la capacidad de vivir sin mucha agua. Esto no quiere decir que no la necesite, sino que no tanto como otras especies de árboles.

La acacia debe estar separada algunos metros de otros árboles grandes o arbustos que requieran de muchos nutrientes de la tierra para crecer, ya que si los tiene cerca probablemente estos arbustos mueran porque serán incapaces de obtener nutrientes si tienen la acacia cerca, ya que este árbol los toma antes que cualquier árbol que tenga cerca.

Colores

Los colores de las acacias también varían un poco según la especie que sea, sin embargo casi todas son de tonos verdes brillantes, lo que más varía es que algunos cuentan con hojas de un verde más oscuro, y otras tienen hojas con tonos de verde más claro.

Existe una especie en particular que cuenta con hojas de un color grisáceo con reflejos verdes y a veces azules, los cuales resultan hermosos a la vista. Esta especie crece mayormente en Australia por su clima y características de la tierra.

Sus flores son de un hermoso color amarillo que llama la atención desde la distancia, ya que crece en forma de ramilletes pero sumamente tupidos, esto debido a que crecen varias flores agrupadas y dan incluso el aspecto de pompón por lo gruesas que son. Miden aproximadamente 2 centímetros de diámetro.

Su flores también tienen una peculiaridad es que las mismas son unisex, es decir que son masculinas y femeninas a la vez.