Quercus: tipos, características, tamaños, variedad y colores.

El quercus es un tipo de árbol muy conocido por otro nombre como lo es el roble. Sin embargo, este es un sólo tipo entre los varios que existen. Así como su especie de roble, el quercus es reconocido por ofrecer una de las mejores y más resistentes maderas que pueden utilizar las industrias. Una característica que comparte con el pino.

Su madera es tan resistente que las de algunas especies no sirven para ser trabajadas en fábricas de muebles de madera por lo duras y toscas que son, se vuelve demasiado difíciles de manejar lo cual termina siendo poco rentable.

Este árbol se caracteriza por ser muy fuerte y resistente, además que ofrece un fruto que todos conocemos, y ese es la famosa bellota. El fruto de la mayoría de sus especies es de consumo humano, algunos crudos y otros necesitan ser procesador por su saber agrio o amargo.

Los quercus crecen en climas templados, y los hay es grandes cantidades en su forma silvestre, tanto así que llegan a formar bosques enteros. Son reconocidos también por ser árboles que dan buena sombra tanto a los seres humanos como a los animales cuando están en su forma silvestre.

Tipos de Quercus

Existen más de 300 tipos de quercus, pero entre ellos hay algunos en específico que son muy reconocidos y todos hemos escuchado hablar de ellos en algún momento. Los tipos de quercus más comunes son:

  1. Este árbol es reconocido por el uso que le dan a su esponjosa y agrietada corteza, la cual es utilizada principalmente para hacer corchos. Sin embargo su uso se limita a eso sino que también ha sido utilizado para zapatos y demás utensilios.
  2. Roble común. Su madera es famosa mundialmente por su resistencia. De hecho históricamente antes de que entrara en auge el uso del hierro, era de madera de roble que se ensamblaban las armas.
  3. Quercus alba. También conocido como roble blanco, tiene como principal característica que su bellota es la más dulce de todas, a pesar de tener un sabor amargo también pero muy ligero.

Así como estos tres tipos de quercus son tan distintos existen muchos más, incluso algunos de ellos crecen como arbustos y no como árboles.

Características del Quercus

Estos árboles son famosos por su madera y sus bellotas, sin embargo también cuentan con un denso follaje que les permite ofrecer una sombra espectacular.

Los quercus y específicamente el roble, es un árbol que históricamente ha vivido desde hace años con los seres humanos y ha sido utilizado por estos. En la antigüedad de hecho se le consideraba un árbol sagrado en diferentes culturas por su forma y la dureza de su madera.

Su corteza también ayuda a que sea más fácil identificarlo entre otros tipos de árboles, ya que la misma es sumamente agrietada, aunque esto ocurre cuando llegan a la edad adulta, porque de jóvenes su corteza es lisa. La misma es muy útil para el encurtido de cuero y además también la aprovechan para la producción de tinte.

La bellota que es su fruto, es muy popular por ser la fruta preferida de las ardillas, quienes aprovechan sus nutrientes al máximo y mucho más que los seres humanos.

Tamaños del Quercus

Los tamaños varían dependiendo de la especie que se busque, ya que como lo dijimos anteriormente, existen arbustos que no crecen más de 6 metros como máximo, estos son los quercus coccifera. Están también los árboles más grandes que van desde los 10 a los 40 metros de alto.

El roble que es una de sus especies más conocidas. Puede llegar hasta los 40 metros de alto, y su tronco suele ser muy ancho y robusto. Es por esta característica que también son muy utilizados para madera pues ofrecen grandes troncos que son muy bien utilizados.

Su corteza es bastante gruesa y con grietas muy profundas, dando el aspecto de haber vivido por miles de años.

Otra especie de quercus que es popular s el alcornoque, este no es tan grande ni robusto como el roble, de hecho su medida estándar es de 20 metros de alto aproximadamente y su ancho va de los 2 a 3 metros de diámetro.

Variedad

Los quercus son árboles que se pueden conseguir en su forma silvestre y también en parques. Debido a la gran sombra que ofrecen y a su impetuoso tamaño en el caso de los robles, resultan perfectos para decorar parques y darles un aspecto imponente y antiguo.

La cáscara de la bellota contiene propiedad que sirven para la diarrea, por lo cual estos árboles también tienen propiedades medicinales muy útiles, aunque son pocas las culturas las que la utilizan con esos fines, ya que mayormente se pela la bellota y se desecha la cáscara.

De la bellota machacada en conjunto con sus hojas, se puede preparar un ungüento que sirve para desinfectar heridas según algunas culturas.

El roble en muchos lugares como España es llamado el rey de los árboles, esto se debe a que históricamente se le ha visto como un árbol divino por su porte grueso e imponente, su longevidad, su tamaño y su dureza.

De hecho, se decía que quien cargase un trozo de madera de roble consigo, andaba con la suerte de su lado.

Colores

El tronco es de marrón oscuro con tonos de gris, la corteza grisácea tiene una tonalidad opaca y decolorada. Sin embargo, la misma va aclarando a medida que vas subiendo hacia la copa.

Sus hojas son de un brillante verde oscuro. En algunas especies como el roble blanco, tienden a verse amarillentas, esto es más frecuente cuando están floreciendo.

Sus flores son de un amarillo intenso y sus frutos que son las bellotas. Cuentan con una cáscara gris oscuro en una punta. El resto del fruto es de un color marrón vivo que cuando llega a estar totalmente maduro se torna mucho más tostado. Dando la impresión de que es un fruto crocante, y realmente lo es, ya que es utilizado como parte de los frutos secos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *