Saltar al contenido

Liquidámbar: tipo, características, tamaño, variedades, colores…

abril 25, 2021
Liquidámbar

Los árboles florecen en primavera y en otoño mudan su pelaje. Las estaciones pasan y con ellas desfilan las diversas flores que adornan el universo. La vida misma es mejor con un par de retoños al lado.

Los momentos más bellos se encuentran en los prados silvestres. Esos son los lugares más hermosos por la vegetación que los rodea. Es un placer para el hombre deleitarse en todo lo que le ofrece la naturaleza. 

Todos deberían tener un jardín para entrar en contacto con su esencia. ¿Quieres uno propio? 

Si ese es tu caso, la liquidámbar es la adecuada para ti. Conoce sus variedades, características, tamaños y colores.

La más bella de las altingiaceae

En el mundo vegetal existen una gran variedad de familias que contienen las plantas más impresionantes del mundo. Algunas de ellas son tan frecuentes en los parques que las pasamos por alto.

Una de estas comunidades menospreciadas son las altingiaceae. Conforman una familia pequeña, pero con gran utilidad en el mundo práctico y médico.

Estas especies suelen perder sus hojas en algunos meses del año. Ellas casi siempre están dispuestas en forma espiral y tienen una articulación que las une al tronco. Sus frutos son cápsulas parecidas a los capullos.

Con algunos de ellos se hace un bálsamo con función parecida a los desinfectantes. Sus maderas son ricas para producir cajas, cestos y derivados parecidos al cartón. También sirve para adornar las habitaciones. 

De sus resinas se extraen varios productos utilizados en la medicina tradicional. Muchas culturas usan estas sustancias para celebrar ceremonias. El propósito principal que le dan es como adorno en calles, parques y jardines.

Esta especie tiene solo 3 exponentes. Estos son:

  1. Altingia: 11 tipos
  2. Semi Liquidámbar: 3 tipos
  3. Liquidámbar: 5 tipos.

La más reconocida es la última por sus colores, su tamaño y su belleza.

¿Qué las hace liquidámbar?

Esta especie es una de las más maravillosas para decorar tu jardín. Los árboles del ámbar forman parte de los que pierden su follaje en una etapa del año. Esto los hace llamativos y especiales de los países que presentan todas las estaciones definidas.

Casi siempre habita en lugares templados. Son plantas resinosas y de buen olor. Estas características varían según la variedad de liquidámbar que se estudie. El color de la sustancia que segrega le da su nombre.

La corteza es entre el marrón y el grisáceo. Tiene amplios surcos que recorren desde la raíz hasta la parte superior. Su sabor es amargo. La textura que presenta es fina y agrietada. Esa madera es muy usada para fabricar muebles.

Posee hojas en forma de arce. Estas tienen tallos largos que los unen al tronco. Son suaves al tacto y se siente su esqueleto bien definido.

Florece desde marzo hasta junio. Los capullos nacen de racimos que cuelgan de un gajo. Estas dan paso a los frutos que nacen a partir del último mes de florecimiento. Ellos son leñosos y contienen gran cantidad de semillas aladas.

Muchas de sus partes son muy utilizadas en el mercado. Ejemplo de esto es la corteza. De ella se puede extraer un aceite llamado estoraque que tiene fines medicinales. También los pedacitos de tronco se usan para fabricar aromatizantes y productos de olor.

Esta especie no puede sobrevivir si en invierno la temperatura no baja de 0ºC. Los climas tropicales impiden el desarrollo de los de su tipo.

Realiza tu cultivo

Liquidámbar

Ya sabes qué es un liquidámbar, pero ¿cómo consigues uno propio?

Es sencillo. Este tipo de árbol es de los más resistentes de su especie. Los climas templados favorecen su siembra y se pueden reproducir de semillas o ramas blandas.

Mientras le des los cuidados correctos las semillas germinarán. Se recomienda que las primeras etapas del crecimiento sean en una maceta para que se desarrollen mejor. También es aconsejable plantar en épocas cálidas.

Para que alcance todo su esplendor necesita espacio. Son perfectos para jardines extensos y parques. Lo más importante radica en la cantidad de sol que reciba en su posición. Siempre deben mantenerse en exteriores.

Cualquier otra estructura debe estar a más de 2 metros de distancia de tu planta. Con este conocimiento ya puedes saber cómo sembrar tu árbol:

  • Haz un agujero con mayor profundidad y ancho que la base de la raíz
  • Coloca la planta de forma tal que quede un poco más alta que el suelo
  • Agrega 10 centímetros de manto orgánico alrededor del tronco
  • Luego rellena el hueco y presiónalo para eliminar las burbujas de aire.

A partir de allí solo necesitas regarlo bien para garantizar que sobreviva. Encárgate de que el suelo se mantenga un poco ácido y húmedo. Pódala para eliminar las ramas muertas. Establece una rutina de cuidados y dale las mejores condiciones para que crezca y quede sana.

Tocar el cielo con liquidámbar

Por todo el mundo hay bosques que parecen no tener límites. La mayoría de estos son bosques templados. Estos están llenos de diversidad y belleza. ¿Sabes quiénes viven ahí?

Los árboles de ámbar son una de las muchas especies que habitan estos lugares mágicos. Al ser parte de ellos se elevan muy alto para que nadie pueda alcanzarlos.

El liquidámbar es una de las plantas más grandes del mundo. La estatura mínima a la que llegan es de 9 metros. Por otro lado, se han registrado prototipos de esta especie que se levantan sobre los 41 metros. 

También poseen un tronco imponente. Los más finos tienen un diámetro de 1 metro. Los de mayor longitud pueden llegar a medir entre 10 y 15 metros.

Las hojas del liquidámbar son muy grandes. Alcanzan los 20 centímetros. La menor de ellas solo tiene 8 centímetros, más amplia que muchas otras.

Sus flores en comparación con el resto de sus partes son pequeñas. Estas no llegan a medir más de 10 centímetros y en cada racimo no caben más de 20. Luego están sus frutos que cuentan con un tamaño normal. Ellos sólo pueden almacenar 2 semillas en su interior porque estas son muy grandes y aladas.

Muchos se preguntan por qué no tienen resultados inmediatos con su árbol de ámbar. La respuesta es fácil. El crecimiento del liquidámbar lleva paciencia y esfuerzo. A ese tipo de plantas les toma años desarrollarse grandes y fuertes como las conoces.

Liquidámbar: 5 variedades que quitan el aliento

Liquidámbar

¿Cuántos tipos diferentes de esta familia podrás coleccionar?

Todas las personas tienen rasgos que los caracterizan a pesar de pertenecer a la misma especie. Así mismo pasa con las plantas. 

Cada población engloba una inmensa diversidad que guarda semejanzas y diferencias. Cuando diseñas un jardín debes jugar con esto y lograr integrar todas las que puedas. Ayudas a la naturaleza al acoger muchas plantas.

Las liquidámbar son árboles hermosos que resaltan en cualquier lugar. Tal vez conoces algunos tipos, pero te irás sabiendo cuántos existen. Las únicas 5 clases nombradas son:

  1. Liquidámbar acalycina: es la enana de la familia. Solo alcanza de 9 a 15 metros. Sus hojas tienen 3 compartimentos. Las flores que produce son muy pequeñas y poco llamativas. Pueden resistir hasta -15ºC. Esta es la de mayor valor ornamental.
  2. Liquidámbar formosana: llega a los 30 metros de altura en su forma natural. Posee una copa estrecha con forma de cilindro. Su corteza es más oscura y llega a ser hasta negra. Cuenta con hojas de larga extensión. Es originaria de China, Laos, Taiwán, Vietnam y Corea. Solo reside en zonas montañosas. Sobrevive a los -12ºC.
  3. Liquidámbar gracilipes: crece de 20 a 30 metros de altura. Presentan una variación morfológica en sus hojas que las hacen ser en forma de palma. Sus bordes parecen sierras. Viven silvestres en el sureste de China. Su cultivo necesita un clima templado con todas las estaciones definidas.
  4. Liquidámbar orientalis: alcanza una altura máxima de 20 metros. La conocen como liquidámbar común. Nació en el Mediterráneo Oriental. Su corteza es muy gruesa y parece de color púrpura. Es más resistente al calor que el resto.
  5. Liquidámbar styraciflua: es el más cultivado. Crece desde 25 hasta 35 metros de altura. En las condiciones apropiadas puede llegar a los 41 metros. Su tronco tiene ramificaciones desde la base. Tiene su origen en Norteamérica y parte de Latinoamérica. Vive de forma cómoda en temperaturas entre los -18ºC y los 30ºC.

Cada una de ellas se integran en su ambiente y necesitan condiciones mínimas para vivir. 

Liquidámbar: los colores que le faltan a tu vida

Liquidámbar

Estas plantas son un deleite a la vista. Presentan una paleta de tonalidades que maravillaría a cualquiera. El liquidámbar reluce más en el otoño. Algunas combinaciones que ocurren son:

TroncoHojasFloresEstación
GrisMarrón claroAmarillasOtoño
Gris castañoNaranjas NaranjasOtoño
Gris púrpuraAmarillasRojasOtoño
NegroRojasVioletasOtoño
GrisVerdeNaranjasPrimavera y verano
Gris castañoVerde oscuroRojas Primavera y verano
Gris púrpuraVerde esmeraldaVioletasPrimavera y verano
NegroVerde claroAmarillasPrimavera y verano

En invierno todas sus hojas se caen y quedan solo las ramas.

Estos árboles dependen mucho de las estaciones y marcan las mismas. Con cada una mudan su antiguo follaje a uno más acorde y que se aclimate al tiempo. Los colores son su forma de subsistir en el medio ambiente.

Ahora puedes empezar tu experiencia botánica y comenzar un jardín adornado con liquidámbar. Todo está en tus manos. ¡Sembrar es vida!