Saltar al contenido

Laurus nobilis: tipos, características, tamaño, variedades, color…

abril 25, 2021
Laurus nobilis

La sociedad moderna se mueve muy deprisa. Por esta razón pocos se animan a la jardinería: un pasatiempo que requiere dedicación y trabajo. 

¿Eres tú uno de esos valientes? ¿Quieres echarle una mano a la naturaleza?

Si te animas te traigo una propuesta. Cuando conozcas todo respecto al Laurus nobilis con certeza correrás a sembrarla.

Una familia excepcional

El reino de las plantas está compuesto por los seres vivos que realizan la fotosíntesis. En él, existen grupos que engloban varias especies que presentan características similares. A estos se les conoce como familias y cada una de ellas es única en sus propiedades.

Las lauráceas son una pequeña comunidad que contiene más de 3500 especies. Casi todas son naturales del trópico del Viejo y Nuevo Mundo. Todos sus exponentes son clasificados como plantas con flores.

En ellas se pueden encontrar arbustos, árboles y en algunos casos hierbas trepadoras. Están cubiertas por pelos simples con una estructura unicelular.

Sus hojas son simples. Siempre están intercaladas con sus opuestas a lo largo de la rama. Durante su crecimiento están envueltas en una capa fina que las protege.

Casi todas presentan en su tallo zonas donde se engruesa. En sus nudos tienen lagunas llenas de parénquima. Sus ramas están llenas de pequeños puntos que sobresalen y se sienten en la textura. La corteza suele ser lisa con algunas protuberancias. 

Las flores que produce en muy raras ocasiones son solitarias. Muchas veces tienen una base que comunica el tallo con el capullo. El conjunto de ellas toma la estructura de una sombrilla abierta en la época de retoñar. Son unisexuales porque hay exponentes masculinos y femeninos. 

Los frutos tienen un gran parecido a las bayas. Sus semillas suelen ser pequeñas y delgadas. Producen polen de modo regular.

Los 4 géneros más conocidos de esta familia son:

  1. Laurus 
  2. Cassytha 
  3. Persea 
  4. Cinnamomum

De estos el más famoso es el laurus, que está compuesto por 3 especies. Estas se llaman:

  1. Laurus azorica
  2. Laurus novocanariensis
  3. Laurus nobilis.

Esta última tiene mucho que contar y es perfecta para tu jardín.

Laurus nobilis: su marca especial

El laurel viene de la región Mediterránea. Habita en áreas que sufren largas temporadas de sequía. Se esconden en barrancos con mucha humedad y en laderas. Todos los tipos de suelo son adecuados para su cultivo. Solo aguanta algo de frío.

El laurus nobilis en la antigua Grecia era considerado un elemento en relación con la astrología. En muchas religiones se considera una planta simbólica. Los romanos tenían la creencia de que apartaban los rayos. Muchos lo ven como un signo de inmortalidad.

El árbol del laurel vive más de 2 años y tiene aspecto de arbusto. Algunas personas lo confunden con una mata cualquiera

Su tronco casi siempre es liso y describe una línea recta. La corteza posee un color negruzco. Porta ramas sencillas que se distribuyen por toda la planta y hacen un espesor hacia la copa.

Las hojas se comunican con el tallo a través de un conducto corto. Sus bordes son ondulados y los tejidos tienen un color amarillento. La resina que sueltan deja un aroma agradable

Los brotes de las flores se dan en racimos. El sexo del árbol está definido en sus retoños. Para que ocurra la reproducción se necesita la polinización de los masculinos.

El fruto desarrollado tiene aspecto de baya. Su color es negro azulado parecido al de las aceitunas. Ellas maduran en otoño, aportan buen olor y contienen solo una semilla.

Se suele usar en la cocina como especia aromática. También es un adorno perfecto y da buena sombra. Si se consumen grandes cantidades de esta planta puede llegar a ser venenosa.

Medicina para el alma

Laurus nobilis

Las hojas de laurel tienen abundantes aceites esenciales. La composición de estos cambia según su posición geográfica. Entre los más de 80 elementos que posee se encuentran:

  • Acetato de alfa-terpinilo
  • Geraniol
  • Beta Pineno
  • Linalol
  • Para-cimeno
  • Limoneno.

El resto de la planta también contiene estos. Los frutos además de los aceites traen una gran cantidad de lípidos que les permite hacer manteca de laurel.

Con este árbol se puede preparar una infusión que se ha utilizado por años como tratamiento de trastornos digestivos. Hay evidencias científicas de que es eficaz tratar la diarrea, náuseas y cortes digestivos con él.

También se muestra efectivo para aliviar los dolores en las articulaciones, corazón, huesos, riñones, piel y pulmones. Tanto así, que alivia el temido asma, la tos y las alteraciones cardíacas.

Los aceites esenciales se usan por sus propiedades antiparasitarias y por los beneficios que le aporta a la dermis. Igual es un tratamiento para las inflamaciones y los esguinces. 

Estos derivados del árbol ejercen un control sobre las células cancerosas. Por esto los utilizan para combatir la leucemia y otras enfermedades que se desarrollen por tumores. 

La industria farmacéutica ha hecho investigaciones y ha encontrado que el laurus nobilis sirve para erradicar los hongos corporales. Posee una gran capacidad antibiótica. 

En algunas clínicas de rehabilitación se usa el laurel como cura para el alcoholismo. Estudios han confirmado que consumir un poco de laurus nobilis ante las comidas disminuye los niveles de glucosa. También logra disminuir el colesterol.

Entre grandes y pequeños

¿Cuán alto puede ser mi laurus nobilis?

Por todo el planeta hay árboles que sobresalen con sus imponentes tamaños. Otros no poseen ese atributo, pero tienen pequeñas cosas que los vuelven importantes.

El laurel es una planta considerada pequeña en el mundo de los troncos leñosos. En comparación con algunas especies es un enano con sus 15 metros de alto como máximo. Su tamaño mínimo es de 6 metros.

Sus hojas solo llegan a 12 centímetros y son un poco grandes en proporción al resto de los árboles. Posee flores muy pequeñitas y apenas perceptibles.

El verdadero valor de esta especie se halla en el uso que le da.

Laurus nobilis: una especie muy variada

Laurus nobilis

¿Qué semejantes tiene entre la familia?

El laurel común que todos conocemos no es el único que existe. Alrededor del planeta hay muchas especies que reciben este nombre sin pertenecer siquiera al género laurus. Esto se debe a que son más las semejanzas entre ellos que sus diferencias. 

El nobilis, azorica y novocanariensis gozan con las propiedades correctas para cocinar y solo ellos tienen ese uso. Los tipos de laurel conocidos son:

  • Laurus nobilis angustifolia: es parte del prototipo común. Sus hojas son estrechas y alargadas.
  • Laurus nobilis áurea: forma parte del grupo ordinario. Su variación se encuentra en sus hojas que tienden a ser amarillas.
  • Laurus azorica: también se le llama loro de las Azores. Es una especie en peligro de extinción. Suele formar muchos troncos con los retoños que nacen de la base.
  • Laurus novocanariensis: el laurel canario tiene hojas manchadas en los lugares donde se unen con su estructura interna. Es muy fácil distinguirla. Su tamaño es alargado.
  • Laurel cerezo: el prunus laurocerasus es pariente del guindo. Conserva sus hojas todo el año y es oriunda del este de Europa. Sus niveles de toxicidad están elevados. Se les da mayor uso de ornamento.
  • Laurel de Indias: su nombre real es ficus microcarpa. No tienen relación con el laurel común. Se encuentra en gran abundancia en Cuba. Sus raíces quedan al aire libre. Posee una gran capacidad para adaptarse a cualquier suelo.

Cada una de estas especies y variedades son parecidas y diferentes entre sí. Cuando se habla del laurel no se refiere solo a un nombre científico. Esta clasificación abarca más de lo que podemos imaginar.

5 tips para cuidar los laurus nobilis

Laurus nobilis

Una planta requiere atenciones desde el momento en que se decide tenerla. El laurus nobilis no pide muchas condiciones, pero cualquiera que se respete protegería su jardín sin dudarlo.

El crecimiento del laurel es normal. Este cumple con el ciclo de vida común y se desarrolla de manera lenta hasta conseguir su objetivo. 5 cosas que nunca debes olvidar para tu planta es:

  1. Calor suficiente: estos árboles necesitan de los climas cálidos para sobrevivir. No aguantan el frío ni las heladas.
  2. Riego adecuado: échale agua en abundancia cada 2 o 3 días. Es recomendable que lo hagas con agua de lluvia.
  3. Cuidado con las plagas: controla que ningún insecto o animal destruya tu sembrado. Cada cierto tiempo fumiga tus plantas contra los bichos.
  4. Sol y sombra: encárgate de que está ubicado en un lugar donde reciba luz y fresco a partes iguales.
  5. Poda lo débil: debes cortar los gajos muertos para que no se empobrezca su imagen y pueda crecer.

Con estos consejos podrás conseguir el laurus nobilis más bonito de la ciudad.

Color a tu vida con laurus nobilis

¿Cuán colorido será tu jardín?

Hay muchas plantas que resaltan con su gran variedad de tonalidades. El laurel no es una de ellas.

Cuenta con sus hojas verdes y amarillas, sus frutos negros azulado y sus florecillas amarillas. Muchos piensan que por su falta de colores no le vendría bien para decorar. Eso es un error porque su belleza radica en el olor. Un laurus nobilis en casa perfumará el ambiente.

Las cartas están sobre la mesa y con el laurel puedes servir la comida. ¿Te arriesgarás a tener uno para ti? ¡No lo dude! Saldrás beneficiado.