Saltar al contenido

Arbutus unedo:tipos, características, tamaño, variedades, colores…

abril 15, 2021

A pesar de sus utilidades y belleza, el Arbutus unedo es considerada una especie exótica invasora, siendo una de las que catapultó una ley de la Comisión Europea para la Biodiversidad sobre el tratamiento que ha de otorgárseles a estas plantas. De esa forma se logró que la misma conviva con el ecosistema de una manera más controlada y que no resultase predadora de otras cercanas.

De hecho en la región de Gran Canaria y Tenerife le fue considerada de esa manera, pero al existir una variedad de la misma, las autoridades y habitantes encontraron la forma de hacerla parte valedera del ambiente. Esto demuestra un gran nivel de apreciación por la flora autóctona y la capacidad resolutoria que tiene el ser humano para la convivencia con las especies.

El Arbutus unedo

Es conocido en habla hispana como madroño, madroñero o madroño mediterráneo; nombrado también Árbol de la Fresa el Arbutus unedo (Ericaceae) es un arbusto verde o un árbol pequeño con hojas perennes, alternas, pecioladas de 3cm que tiene flores en racimos de color crema.

El fruto del Arbutus unedo son bayas de unos 3cm de diámetro en forma de globo, que al estar maduros son de color rojo oscuro.

Las flores son hermafroditas, pentámeras y actinomorfas. El cáliz posee sépalos soldados en su base y la corola con los pétalos soldados y urceolada. El androceo tiene 10 estambres y las anteras son apendiculadas. El gineceo tiene un disco nectarífero (frecuentado por aves como el colibrí), en su base.

Pertenece al grupo taxonómico de la Flora. Su Phylum es la Magnoliophyta de la clase Magnoliopsida. El Arbutus unedo es parte de la orden de las Ericales, de la familia Ericaceae.

Tipos y Variedades

Una de las particularidades de esta especie es que los diversos tipos de madroños que han existido en el área Mediterránea y que eran considerados variedades de Arbutus unedo, en la actualidad son considerados especies diferentes. De allí derivan:

Arbutus canariensis Duham, endémico de las Islas Canarias, España. Sus frutos son comestibles, provenientes de una baya papilosa de color amarillo / anaranjada y que llega a medir entre 2 a 3cm de diámetro.

Arbutus pavaii Pamp¸ endémico de Cirenaica, Libia. Sus frutos son amargos, pero de tratamiento para hacerlos algo comestibles con combinación o en mermeladas.

Arbutus andranhne, esta especie es una de las más aprovechadas por ser un madroño de levante que da frutos comestibles. Endémico de Turquía.

Arbutus x andrachnoides, es un híbrido que surge en las áreas donde convergen el Arbutus unedo y el Arbutus andrachne. No existe zona endémica. Sus frutos pueden ser estériles según el tratamiento humano.

Arbutus unedoCaracterísticas del Arbutus unedo

  • El tronco del Arbutus unedo es de corteza rojiza y áspera.
  • Las ramas jóvenes son pelosas, capacidad que disminuye en su período adulto.
  • Sus hojas son de forma oblongo / lanceoladas, en otras ocasiones elípticas; de color verde oscuras y lustrosas por el haz y más pálidas por el envés. Su borde es aserrado o dentado.
  • Las flores se disponen en panículas terminales multifloras, siendo urceoladas y de lóbulos pequeños, pudiendo ser de color crema o blanco / rosadas.
  • El fruto del Arbutus unedo es una baya verrugosa que parte de los 2cm de diámetro que llega a ser de color rojo oscuro o anaranjado intenso en su madurez.
  • Esta especie es de crecimiento muy lento ya que toma más tiempo su ramificación desde la base. Sus semillas germinan de una manera lenta y escalonada.
  • La madurez sexual del Arbutus unedo aparece luego de los 3 años, reproduciéndose sexualmente por semillas.
  • Lamentablemente esta especie no levanta de manera esperada al realizarse un esqueje o acodos en la jardinería profesional, salvo uno o dos después de una cantidad indeterminada de intentos.
  • En contraste, su reproducción natural es más efectiva gracias a los millares de semillas que es capaz de esparcir y que pueden ser fácilmente sembradas por el hombre en sitios de preferencia secos.
  • Es altamente resistente a las sequías o altas temperaturas, no así con las heladas.
  • Las semillas se propagan por dispersión endozoócora (aves).

Características de sus frutos

Los frutos del Arbutus unedo suelen transformarse en mermeladas debido a su sabor amargo, aunque son deseados así al natural por quienes tienen paladares exigentes y gustan de sabores exóticos.

Se pueden transformar por igual en licores dulces y jaleas frutales o sabores decorativos de dulces o pasteles.

Tanto los frutos como las hojas de este árbol de la fresa fungen como antisépticos, depurativos, diuréticos y laxantes tanto en la medicina tradicional ancestral proveniente de Grecia como en la farmacología industrial actual.

Desde hace más de una década el fruto fresa del Arbutus unedo se utiliza en la farmacopea indicada para problemas cardiovasculares, trastornos gastrointestinales, urológicos y en la dermatología como cicatrizante y exfoliante.

Combinadas con sus hojas también se han logrado avances en el tratamiento de la diabetes.

Tamaño y color

Arbutus unedoPara algunos autores este árbol perennifolio suele medir entre 4 a 5 metros de alto pudiendo alcanzar los 7 metros. Para otros puede llegar a los 15 metros, asumiéndose que se trata del híbrido Arbutus x andrachnoides. El diámetro no pasa de los 10 a 15cm de diámetro, ajustándose al alto de la variedad.

El color de su corteza en el tronco es rojizo. Hojas verde oscuras y flores anaranjadas o blanco rosadas. Siempre se mantendrá verde ya que es de gran adaptabilidad al calor.

La madera que se extrae del Arbutus unedo es de duramen rojizo, albura blanca, homogénea, de grano fino pero susceptible de pulimentar, por lo que no se espera de ella mayor brillo sin antes haberla cortado en láminas no muy gruesas.

Cultivo del Arbutus unedo

  • Se recomienda se siembre en zonas de clima soleado, debido a su resistencia al calor. En zonas donde existan heladas, su salud se verá comprometida.
  • Por igual se ha de evitar la siembra en áreas excesivamente húmedas, ya que debilita su proceso de enraizado.
  • Los suelos ácidos son los más convenientes para sembrar el Arbutus unedo, como los de parques y jardines. También puede ajustarse a suelos calizos como los de terrenos de PH no apto para ser habitados.
  • Sembrarlos en las calles es factible, pero trae como consecuencia que sus bayas creen manchas difíciles de borrar en la calzada o encima de los transeúntes.
  • El abono debe ser con una composta descompuesta de al menos de un mes luego de acabado su proceso de formación.
  • Cuando se siembra su semilla en macetas, las mismas han de ser de gran tamaño. Ha de ser abonada desde la floración hasta la mitad del otoño, una vez por semana. En época de invierno, esté o no en exteriores, será abonada en su maceta una vez, para luego repetirse la operación en primavera.
  • El riego en condiciones al aire libre es gracias a la lluvia. Aunque aguanta las sequías, para el crecimiento del Arbutus unedo bien que necesita de la humedad aunque esta sea artificial.
  • Trasplantar, realizar acodo o esqueje al Arbutus unedo es un proceso no recomendado ya que él no se adapta a la manipulación por mano del hombre.
  • Al decidir sembrar un madroño, se debe considerar dónde lo hará, ya que una vez sembrado, se sugiere que su locación sea esa de por vida.
  • Para sembrar las semillas, se recomienda conservarlas un par de meses en refrigeración en un envase con hojas de eucalipto hasta que llegue la época idónea de siembra, preferiblemente unos 21 días antes del comienzo del verano.
  • Las ramas cruzadas o basales o las que estén en mal estado o presenten un riesgo al ornato son las únicas que han de tenerse en cuenta a la hora de la poda, misma que se recomienda en la época de primavera.

Arbutus unedoUsos comunes

Usos del Arbutus unedo en el sector industrial

Debido a no poseer una alta resistencia, la madera del Arbutus unedo se utiliza para la fabricación de carbón vegetal. En el bricolaje, ebanistería, marquetería y la tornería se le da diversos usos para pequeños trabajos directos (como el tallado) o complementarios (cuadros, refuerzos, adornos).

De sus hojas, frutos y corteza se puede extraer el tanino que sirve tanto para curtir, como aditivo y adhesivo. De hecho las empresas del ramos son las primeras en la siembra y cuidado del Arbutus unedo en zonas rurales.

Uso en el sector alimentario

Se elaboran jaleas, mermeladas. También algunas confituras para repostería casera. En el caso de los licores se pueden preparar tanto licor seco, vino de madroño y el destilado de éste se transforma en brandy de madroño.

Uso público

Funge como factor ornamental en parques y jardines. Se evita sembrarse cercana a las vías para evitar manchas en personas o suelos. Sus bayas pueden ser resbalosas al pisarse. Es recomendable no sembrarle en calles o autopistas muy transitadas ya que no tolera mucho la polución y su proceso de transformar dióxido de carbono en oxígeno no es el más eficaz.

Lugares donde hace vida natural

El Arbutus unedo se encuentra de común en los bosques mediterráneos, encinares, laderas, roquedos. Aunque su preferencia por el sol es máxima, no es difícil encontrarle en zonas medias e intrincadas de barrancos o desfiladeros para aprovecha la humedad que la vitaliza.

Para los Fito técnicos y botánicos el madroño es un indicativo de que el suelo donde emerge es silíceo. Se hace proteger por árboles más grandes que le hagan semisombra y donde las temperaturas frías no lleguen a nivel invernal.