Saltar al contenido

Morus alba: tipos, características, tamaño, variedades, colores…

abril 25, 2021
Morus alba

¿Has visto alguna vez a la morus alba? Es una especie de planta que pertenece a la familia Moraceae. Se le conoce como morera blanca o solamente morera. Resulta un árbol ornamental y el alimento fundamental de los gusanos de seda. 

Este tipo, guarda más de una curiosidad que te pueden interesar. En este artículo podrás encontrar las principales características de la morus alba, así como las distintas variedades que existen y sus beneficios. 

¡No te lo pierdas! Será muy interesante leerlo. 

Características fundamentales de la morus alba

La morus alba tiene particularidades que la hacen ser una planta única. A continuación, se describen algunas de ellas.

  • Se considera una especie que vive durante mucho tiempo, algunos pueden llegar hasta vivir más de un siglo. 
  • Es una planta que se originó en el sudoeste asiático, de manera específica al norte de China.  
  • El tamaño de la planta es de 18 metros de alto. Con una gran cantidad de ramas, de copa ancha con una corteza lisa si es joven y gruesa si es una planta vieja.
  • Las hojas del árbol tienen una longitud que varía de 3 a 22 cm de largo y un poco menos de ancho. Presenta una gran variedad de formas, que van desde ovaladas, redondeadas o lobuladas.  
  • Sus colores varían desde una tonalidad verde brillante, pálida o amarillo. 
  • Las flores de la morus alba son unisexuales y florecen a mediados de abril. 
  • El fruto es como una ciruela de color rosado, blanco, rojo o negro. Son ricos en proteínas, vitaminas, calcio, cobre y potasio. 
  • Se le denomina inflorescencia al fruto de la planta ya que es un complejo. Los granitos se unen creando una organización parecida a una mora de zarza, que se conoce con el nombre de sorosis. 
  • De manera general la morus alba se sitúa en bosques, prados, senderos y caminos. Se propaga de manera fácil mediante semillas que diseminan las aves o algunos mamíferos.
  • La fertilización de la planta es uno de los factores con mayores desventajas. Para producir morera se debe tener en cuenta la elevada dependencia que tiene los nutrientes del suelo. 

Los fertilizantes con nitrógeno se emplean en estas plantas con óptimos resultados. La morus alba necesita una excelente fertilización, durante su establecimiento se recomienda emplear entre 16 y 20 gramos.

Balsa, cristiana, péndula y otras variedades de morera blanca

Las variedades de morus alba son múltiples. No habitan todas en cada región del planeta, si no que se desarrollan en dependencia de las condiciones climáticas de cada uno. 

A continuación, podrás conocer algunas de ellas. 

  • Balsa.

Esta variedad tiene una apariencia erecta con ramas muy esparcidas y vigorosas. Sus hojas tienen un color verde  pálido brillante y da frutos de color negro, medianos y redondeados con un sabor dulce. 

  • Cristiana.

Es conocida como la variedad que más se cultiva en la península Ibérica para la camada del gusano de seda. Se describe como una planta muy ramificada. Sus hojas son puntiagudas con frutos chiquitos de color negro y se espera su foliación entre abril y mayo.

  • Filipina o multicaule.

Esta variedad suele verse perturbada por las heladas. Constituye un árbol de aspecto abierto y considerablemente ramificado. Sus hojas son grandes con una estructura áspera y rugosa y sus frutos son negros, medianos y con un sabor agrio.

  • Péndula.

Este tipo de morus alba es cultivada sólo como planta ornamental. Da apariencia de porte vigoroso y firmes ramas. Sus hojas son lanceoladas de tamaño moderado y frutos muy dulces y de color negro.

  • Valenciana.

Son frecuentes dos subvariedades, una precoz y la otra tardía. Precisamente esta última es la que se utiliza para la cría del gusano de seda en el otoño. Se conoce como una planta con un aspecto poco ramificado. Mientras sus hojas son grandes y de color verde brillantes, sus frutos resultan ser blancos de tamaño mediano. 

  • Viuda.

Este tipo de presenta con una apariencia frondosa pero poca ramificado. Su  floración ocurre a finales de marzo. Sus hojas son de color verde-claro, pequeñas  con márgenes que son irregulares y frutos blancos de tamo medio y muy di dulces.  

¿Cómo puedes identificar que estás delante de una morus alba?

Morus alba

La morera blanca tiene una historia increíble. En China se cuenta que la mujer de un emperador fue la forjadora de la seda. Los gusanos de este material consumen las hojas de la morus alba, por lo que en Asia tenían gran importancia para la economía y más tarde en todo el mundo. 

Existen diferentes tips para identificar esta planta. Puedes elegir el que te resulte más veraz.

A continuación, los podrás conocer. 

  1. Mira los salientes y los bordes de las hojas. Por lo general, tienen rebordes sencillos que no poseen molduras secundarias a su tallo. También presenta dientes que salen de los bordes como si fuera una hoja de arce. Si la hoja presenta estas características podría ser una morera blanca. 
  2. Debes observar además, que las hojas sean asimétricas. Esta planta se muestra rara puesto que tiene bordes desequilibrados que se ubican de manera desigual por toda la hoja.
  3. Asegúrate de mirar la base de la hija y de tocar la superficie. Si esta es corta y tiene una forma de corazón existen grandes probabilidades de que estés en presencia de una morera negra. En cambio, si las hojas tienen los dientes redondos sobre estos rebordes podría tratarse de una morera roja o blanca. 
  4. Recuerda que las hojas de la morera blanca tienen un brillo único, mientras que en otra variedad de esta planta no resplandecen tanto.   

¿Para qué se utiliza la morus alba?

Los beneficios de esta planta son múltiples en cada región del planeta. Cada una la ha empleado con diferentes fines en dependencia de sus condiciones climáticas y los problemas que presenten.

En los siguientes renglones podrás encontrar algunas ventajas de conocer la morus alba.

  • Contribuye a disminuir la glucosa en los pacientes diabéticos, al mismo tiempo que incita a la secreción de insulina.
  • Favorece el mantenimiento de los niveles de colesterol en el organismo. 
  • Reduce la tensión arterial. 
  • Es una planta que mejora la digestión y evita el estreñimiento, funcionando como un leve laxante. 
  • Resulta muy útil para el tratamiento de los parásitos en el intestino gracias a sus propiedades fungicidas y bactericidas.
  • Las infusiones hechas con la raíz se utilizan para calmar la tos y minimizar los síntomas de enfermedades como la bronquitis y el asma. 
  • Los frutos de la planta son empleados en caso de depresión e insomnio.
  • Las raíces de las plantas presentan gran cantidad de pigmentos por lo que se emplean para teñir varios tipos de telas. Además, la corteza se aprovecha para la elaboración de cuerdas de gran calidad. 
  • La madera es permeable y dura lo que permite que se pueda utilizar en la producción de vigas, postes, listones o muebles rústicos. Además, algunos artículos deportivos como las palas de hockey, bates de cricket, pimpón o bádminton entre otros manipulan este tipo de maderas. 
  • Se utiliza para la producción de zumos, mermeladas o compotas. 
  • Los frutos se emplean en la repostería para la decoración de los pasteles y la creación de licores artesanales. 
  • La morus alba es conocida como la única fuente de alimento de los gusanos de seda. De hecho, en los países que son grandes productores de seda esta planta resulta fundamental para la economía.  

Quizás te interese saber cómo se prepara la infusión de morus alba para diferentes tratamientos. En las siguientes líneas conocerás la forma de hacerlo.

  1. Primero debes colocar las hojas durante 10 minutos en agua a una temperatura de 90 grados. Esto se realiza para extraer los principios de las hojas y poderlos utilizar.
  2. La dosis ideal para estas infusiones es una cucharada por cada taza de agua en el caso de que sean hojas verdes. Si dispones de hojas secas la cantidad será el equivalente a una cuchara de postre. 
  3. Es recomendable no ingerir más de 2 tazas al día preferiblemente 30 minutos antes de comer. 
  4. Recuerda que las hojas de morera deben ingerirse con moderación. Si estás embarazada o lactando no debes consumir esta planta sin consultar al médico. Tampoco se consideran adecuadas para niños.   

¿Qué consideraciones  se deben tener con la morera?

Morus alba

La morus alba rústica que se desarrolla en varios tipos de suelo. Resulta una planta de crecimiento rápido, muy resistente y que necesita poco mantenimiento. Sin embargo, para que se mantenga saludable se deben tener una serie de consideraciones.  

  • Debes saber que se desarrolla bajo la exposición a los rayos del sol, soportando vientos fuertes e incluso las corrientes marinas.
  • Es capaz de soportar ambientes de alta contaminación ambiental. Por ello, se puede desarrollar dentro de las ciudades de manera efectiva. 
  • Las mejores especies de esta planta se producen en suelos profundos que estén bien drenados y con abundantes materias orgánicas. 
  • El rango de temperatura que puede soportar varían desde elevadas en el verano hasta heladas en el invierno. 
  • Necesita podarse para evitar que se formen ramas largas y formar plantas con brotes florales. 
  • Esta planta no presenta inconvenientes significativos relacionados con enfermedades. Lo más común son los pulgones que originan un hongo llamado negrilla, que perjudica a las hojas.