Saltar al contenido

Planta de café

junio 17, 2020
planta de café

A pesar de que la bebida es muy popular en todo el mundo, poco se sabe culturalmente sobre la planta de café. De hecho, seguramente hayas escuchado ‘granos de café’, cuando en realidad se trata de una semilla perteneciente a la familia de las drupas, cuya planta es considerada como un arbusto debido a su tamaño mediano.

Sin duda alguna el desconocimiento sobre la planta de café es grande. Y siendo la bebida comercializada y elaborada cotidianamente, es necesario resaltar las singularidades que envuelven a la planta para aprovechar mejor la bebida estimulante.

Bajo ese concepto, y para enriquecer los conocimientos en relación al café, hemos decidido hablar sobre el ciclo de la bebida que ha enamorado a millones de personas en todo el mundo. Presta atención porque esta información te ayudará a entender el panorama completo.

¿Qué es la planta de café?

La planta de café, como bien señalamos anteriormente, se trata de un arbusto mediano capaz de alcanzar los 9 metros de altura que posee hojas verdes luminosas de tamaño compacto. Es característica de los climas tropicales y se divide en dos especies: arábica y robusta.

cómo luce la planta de café

Conocida como planta de café, es de tipo de perenne específicamente de hoja perenne y que en su etapa madura supera los 6 pies de altura. Requiere de luz indirecta para su crecimiento en condiciones de suelo húmedo, siendo popular en países como Colombia, conocido como el país cafetero.

Origen de la planta de café

Curiosamente, cuando una persona escucha o lee la palabra ‘café’, piensa en Colombia, Brasil e incluso Indonesia como su origen. Cuando en realidad los comienzos de la planta del café lo rastreamos hasta Asia, específicamente Etiopía. Aunque luego se fue extendiendo a través de la comercialización a Medio Oriente.

Una vez que alcanzó la fama como planta primaria con usos significativos en el área de la bebida, y como producto primario de gran valor, se extendió por todo el mundo obteniendo aceptación significativa. Convirtiéndose en el sustento económico de diversos países a través de un sistema agrícola eficiente y duradero.

¿Cómo luce una planta de café?

El arbusto de café tiene un tamaño que oscila entre pequeño y mediano. En estado silvestre fácilmente alcanza los 9 metros de altura. Sin embargo, cuando se trata de cultivo difícilmente superará los 5 metros de altura.

Una vez que la planta alcanza una edad promedio de tres o cuatros años, comienza la etapa de florecimiento de los pequeños capullos blancos que luego se extienden por las ramas y se combinan con las hojas. Consiguiendo un aroma cálido usual de la familia perenne.

Posee hojas elípticas que parten desde el tronco y desarrolla ramas horizontales. Luego de haberse cumplido unas ocho semanas, surgirá el fruto de las plantas de café que, a diferencia de lo que puedas estar pensando, en realidad se trata de cerezas verdes que, mediante pasa el tiempo, cambian a un color rojo o amarillo.

Finalmente, para encontrar el elemento más importante del arbusto de café tenemos que extraer las cerezas y eliminar sus capas. Allí encontraremos semillas similares a un maní con forma redonda parecida a un guisante. Que en la jerga tradicional se conoce como ‘semillas de café’.

Tipos de plantas de café

No existe un solo tipo de planta de café. Dependiendo de las características del arbusto, se puede dividir en dos. Y son las siguientes plantas:

cómo cultivar una planta de café

Arabica

Conocidas por su nombre en inglés, Coffea Arabica, se trata del arbusto más antiguo de la familia de las plantas de café conocidas hasta ahora. Es una planta fina y aromática con una semilla en forma de frijol que es menos amarga y con un contenido reducido de cafeína que influye en el procesamiento posterior de la bebida. Es común en países de Sur América, madurando en un periodo de siete a nueve meses.

Robusta

El otro tipo de planta de café conocido es la Robusta, un arbusto más grande que el promedio, alcanzando sin dificultad los 10 metros de altura cuyas semillas son más pequeñas en comparación con las arábica. Tiene un periodo de crecimiento y maduración más lento, donde hay que esperar aproximadamente diez meses para aprovechar el fruto de la planta. Esta es la versión que crece en los países occidentales y asiáticos.

Cómo cultivar la planta de café

Si te encuentras en este artículo, seguramente sea porque deseas saber si hay posibilidades de cultivar tus propias plantas de café. Teniendo en cuenta las oportunidades de obtener la bebida gratis para las rutinas matutinas, suena como una grandiosa idea.

Sin embargo, antes de que vayas a comprar las semillas de café, primero entremos en contexto. A pesar de que el arbusto de café es de los más cultivados hoy en día a nivel mundial, tienes que esperar alrededor de 3 o 4 años hasta la primera cosecha. Y eso si se cumplen las condiciones de cultivo asociadas a la planta que conoceremos a continuación.

Ubicación del cultivo

El lugar ideal para cultivar las semillas de café es un hábitat inclinado, siendo la montaña tropical o las laderas los más adecuados. Esto para la adquisición del viento, esencial en el crecimiento de los arbustos.

Condiciones de luz

Las condiciones de luz inherentes a las plantas de café no son tan exigentes como uno esperaría. Se necesita de una exposición intercalada, evitando el contacto directo de los rayos del sol. Ya que influye en los cambios de colores de las hojas de la planta.

Condiciones del suelo

Por otro lado, las condiciones de suelo deben mantenerse entre un pH promedio de 4 a 7, evitando los tipos de suelos de cal que no son muy amigables con las semillas. También hay que priorizar un drenaje eficiente para disminuir la acumulación de charcos.

arbusto de café

Temperatura de las plantas

Las plantas de café crecen en climas tropicales en una temperatura promedio de 20°C para las arábicas  y las 25°C para las robustas. Lo anterior demuestra las características esenciales de los tipos de plantas, siendo la arábica más fina, mientras que las robustas, como bien lo indica su nombre, más duras.