Saltar al contenido

Árboles de navidad: tipos, características, tamaño, variedades, colores…

septiembre 2, 2020
arboles de navidad

Existen varios árboles de navidad característicos de estas festividades, y es que pensar en navidad sin un árbol o arbusto que decore la casa o los lugares más comunes a los que vamos resulta un poco difícil

Principalmente tenemos los abetos. Que son tan conocidos por ser los más utilizados para los interiores de las casa y decorarlos de la forma en que preferimos. Seguido de ellos,también tenemos los pinos que son muy utilizados por su bonita forma, color e incluso aroma.

Sin embargo, no son solo estos dos árboles los utilizados como árboles de navidad. También hay otros tipos de árboles alternativos para que cada vez podamos tener más opciones de elección, y el acebo es una de ella por su hermosa forma de cono y su pequeño tamaño cuando aún están jóvenes, además de su lento crecimiento.

Tipos de árboles de la navidad

Árbol de navidad

Comenzando con los pinos existen muchas especies de este, más de 100 aproximadamente. Este hermoso árbol es originario del norte del mundo. Sin embargo, se ha esparcido por el sur en diferentes especies. Las cuales para reconocerlas será necesario mirar de cerca sus hojas, su color e incluso sus piñas.

De la familia de los pinos también tenemos el abeto como típico entre los árboles de navidad. Generalmente este árbol crece en forma piramidal en los primeros años de vida. Además que tarda bastante tiempo en crecer. Por esto es tan utilizado para tenerlos dentro de casa de manera natural en las festividades, cuando es utilizado con ramas, claro está.

Entre los tipos de abetos más comunes se encuentran el abeto noble, abeto blanco y uno no tan común pero sí bastante curioso, el abeto gigante.

Entre los árboles de navidad tenemos el acebo que también cuenta con diferentes tipos según la región donde se encuentre. La especie más común utilizada para las festividades es el acebo común que tiene ese aspecto deseado para los interiores de las casas, pero también son muy comunes el acebo canario, acebo cornudo y el crenata.

Características de los árboles de la navidad

Los pinos varían mucho su forma. Pueden ser de copa puntiaguda o redondeada, pueden ser altos o pueden ser bajos y anchos. Una de las características principales es la peculiar forma que tienen sus hojas y la textura que tiene al tacto, además de la textura escamosa de su corteza y sus piñas.

Muchas personas que viven o han estado rodeadas de pinos también afirman que tienen un olor en específico, que resulta muy relajante y liberador, dando una sensación de paz y tranquilidad. Además de una profunda conexión con la naturaleza.

Esto del aroma también sucede con los abetos, ya que entre los más grandes y alguna especie pequeña, desprenden un agradable y refrescante olor al tacto. Al contrario del pino, cuentan con una corteza lisa y se caracterizan porque sus frutos no llegan al suelo, sino que se descomponen y sueltan las semillas alrededor.

El acebo resalta entre estos árboles de navidad definitivamente por el color rojo intenso de sus frutos, que resalta entre sus hojas y da vida a la navidad típicamente roja y verde.

Tamaños de los árboles de la navidad

El tamaño del pino varía tanto como tipos de pinos existen en el mundo. Generalmente cuando llegan a una edad adulta pueden llegar a crecer hasta los 30 metros de alto

Debido a su gran similitud, una de las formas más comunes de diferenciar los pinos de los abetos es el tamaño cuando ya han llegado a una edad adulta, pues estos últimos pueden superar esta altura.

Los abetos gigantes que ya mencionamos antes tienen su nombre por su capacidad de crecer y es que estos árboles pueden llegar a medir hasta 100 metros de alto, por supuesto dependiendo de la región donde se encuentren.

Los acebos son más bien arbustos, estos son de los más pequeños árboles de navidad que podrás encontrar y normalmente crecen hasta los 10 metros, por lo menos el acebo común. Sin embargo, su crecimiento es lento y por eso es tan utilizado.

Variedades de los árboles de navidad

El pino no es solo utilizado como árbol de navidad, sino también para la industria maderera por su resistente madera. Son muchísimos los muebles que pueden hacerse con la madera del pino, tales como camas, mesas, sillas y sillones que están dispuestos para soportar mucho peso.

Los abetos han conseguido ser tan representativos para las navidades que a partir de su apariencia es que se han creado los árboles de navidad sintéticos.

Del acebo también pueden sacar lo que conocemos comúnmente como muérdago, que culturalmente se coloca en algún lugar estratégico y tiene como fin inducir el amor, ya que quienes se encuentren de casualidad debajo de uno, tradicionalmente deben besarse.

Colores de los árboles

El tronco del pino generalmente tiene un color marrón grisáceo. Dependiendo de su edad y especie, encontraremos de textura escamosa y muy agrietada. Sumamente rústico pero visualmente imponente.

El color más común que podemos encontrar de hojas es el verde grisáceo y el azulado. Es un tono un poco opaco pero que resulta hermoso a la vista.

En el caso de los abetos poseen una corteza más clara que la del pino, específicamente de un color grisáceo o blanquecino, con hojas de color verde oscuro y al reverso verde claro.

El rojo intenso de sus frutos combinado con el verde brillante de sus hojas es lo que caracteriza y da gran parte de su belleza al acebo, siendo uno de los árboles de navidad predilectos para las casas con poco espacio.

Su siembra en los clubes y parques de diversión

Son muchos los clubes y lugares de recreación que se benefician de la impetuosa y hermosa presencia de los pinos. Algunos los siembran a los alrededores para dar ese aspecto de calidez y bienvenida al lugar. Mientras otros prefieren construir estos establecimientos alrededor de poblaciones de pinos ya adultos.

Definitivamente sentarse debajo de un pino o un abeto a descansar y disfrutar de su majestuosidad puede resultar incluso terapéutico. Así que cuidarlos y conservarlos en las áreas silvestres es responsabilidad de cada uno de nosotros, para así poder seguir disfrutando de todos los beneficios que nos traen. Y ahora bien sabemos que no todos estos arboles son pinos, también los abetos son árboles de navidad.