Saltar al contenido

Vallas jardín: las mejores y más baratas

abril 17, 2020

Las vallas de jardín son la opción ideal para que tu jardín adquiera una imagen más estética y diferente; al tener una valla de jardín tienes una manera de separar o delimitar tu espacio y también puede utilizarse como decoración. Estas vallas pueden adaptarse a la imagen que quieras dar y al mismo tiempo proteger y marcar cada espacio de tu jardín de manera eficiente.

Función de las vallas de jardín

Las vallas de jardín pueden tener diferentes usos cuando se piensa en instalarlas, bien sea por estética o por cuestiones prácticas pueden emplearse en distintas circunstancias y aprovecharse de sus funciones. Los principales usos que se le dan a las vallas de jardín son:

  • Proteger la propiedad. Es por lo general la razón de adquirir e instalar una valla de jardín, pues al instalarla puedes estar protegido de intrusos, animales y en caso de tener muchas plantas evitas que puedan dañarlas o romperlas por accidente.
  • Decorar. También existen vallas que tienen más una intención decorativa, debido a la gran variedad de modelos y materiales que pueden encontrarse es posible hallar múltiples opciones que puedan dar diferentes aspectos a un jardín y convertirlo en un lugar completamente distinto.
  • Separar secciones. Cuando se tienen cultivos de diversas plantas florales o plantas de vegetales y frutas, se puede optar por utilizar vallas para separar cada cultivo y además mantenerlos protegidos. Existen vallas de pequeño tamaño ideales para utilizarlas en estos casos específicos.
  • Remodelar. También es válido adquirirlas cuando se quiere remodelar tu hogar e inclusive iniciar un jardín; con ayuda de las vallas puedes marcar el tamaño que tendrá tu jardín y crearlo en base a lo que tienes planeado.
  • Aprovechar el espacio. Utilizarlas para aprovechar tu espacio también es una muy buena razón para adquirirlas, pues puedes emplearlas separando diferentes espacios en tu jardín, por ejemplo, puedes separar una parte que sea usada por alguna mascota, otra parte para tus plantas y la última como patio de juego para tus niños en caso de tenerlos.

Tipos de vallas de jardín

Así mismo como existen diferentes usos, también hay diversos tipos de vallas de jardín los cuales se distinguen principalmente por el material del que están hechos; aún estando hechas de 4 materiales diferentes puede encontrarse una diversidad mucho mayor de modelos. Los tipos de vallas de jardín según su material son:

  • Metal. Este tipo de vallas tienden a utilizarse más que todo como decoración y debido a ello tienen diseños trabajados lo que las vuelve una excelente opción para cambiar el aspecto de cualquier jardín. Por lo general las vallas de metal suelen estar hechas de acero lo que permite darles un aspecto mucho más profesional y con mejor acabado.
  • Madera. Por otra parte, las vallas de madera ofrecen múltiples modelos que van desde las más prácticas hasta las que pueden dar el mejor cambio de imagen a cualquier jardín. Estas destacan por su aspecto neutro y natural que aún sin destacar en exceso transmite la calidez de un hogar.
  • Bambú. Esta opción es mucho más ingeniosa y exótica, una valla de bambú termina ofreciendo un estilo distintivo y natural. Otro factor importante acerca de las vallas de bambú es el hecho de que es uno de los materiales más resistentes y son ideales cuando se utilizan como vallas protectoras.
  • PVC. Por último se cuentan las vallas de PVC que también son bastante utilizadas, principalmente se utilizan para separar las áreas del jardín. Su aspecto es más bien básico y sus diseños no muy trabajados aunque suelen ser resistentes y muy recomendables debido a sus propiedades anticorrosivas.

Factores a tomar en cuenta

Como se ha mencionado, las vallas de jardín pueden presentar una gran cantidad de funciones además de resultar una excelente alternativa para cambiar el aspecto de cualquier jardín. Por otro lado, si se desea adquirir vallas de jardín deben considerarse ciertas cosas aún antes de comprar alguna en específico.

Lo primero que debe pensarse es el diseño de la valla, dependiendo de su modelo puede ofrecer más privacidad y protección o también un estilo diferente. El modelo es uno de los factores más importantes debido a que puede moldear por completo la manera en que la valla afecte la apariencia del jardín.

También debe tomarse en cuenta el material ya que algunos pueden necesitar cuidados que las otras no. Cabe destacar que todas son de instalación fácil y su mantenimiento no requiere más que un poco de esfuerzo, aunque es recomendable conocer la manera de cuidar cada material correctamente. Aún hablando del mantenimiento, es aconsejable que las vallas de madera sean de madera tratada que pueda tener mucha más resistencia.

Además de esto, las vallas pueden ser adaptadas con diferentes accesorios y adornos que permitan aprovechar al máximo su estética; pueden encontrarse postes de hierro o madera que otorgan una apariencia distintiva a las vallas de jardín.

Vallas jardín

Mantenimiento de las vallas de jardín

En lo respectivo a su mantenimiento, hay ciertos aspectos específicos que deben cumplirse para aprovechar al máximo las capacidades de los materiales con el que esté hecha las vallas; si se cuidan de la manera correcta pueden tener una vida útil bastante larga y efectiva.

En cuanto a las vallas de madera, lo principal es que esté hecha de tablones de madera tratada; en caso de no comprar una valla de madera tratada este es un proceso fácil de hacer. Para tratar la madera debe lijarse, pintarse con un fondo proyector y luego con barniz de manera que la valla cuente con una capa que la proteja de las condiciones ambientales. Las vallas de bambú requieren el mismo mantenimiento.

Luego están las vallas de metal, este tipo de vallas requieren ser tratadas con productos anticorrosivos para evitar la oxidación y de ser posible pintarse con químicos que cuenten con la misma propiedad que pueda prevenir daños.

Por último, las vallas de PVC cuentan con propiedades anticorrosivas también y son resistentes a cualquier tipo de condición; son recomendables principalmente para áreas con piscina o con constante contacto con humedad y agua.

Las vallas de jardín son un agregado perfecto para cualquier jardín, que lo convertirán en un lugar destacable y sin dudas interesante. Gracias a las vallas, los jardines pueden protegerse y dividirse sin complicaciones logrando mantener una apariencia pulcra y atrayente en todo aspecto.