Narcissus tazetta

¿Qué es el Narcissus tazetta?

El narcissus tazetta es una planta bulbosa perenne perteneciente a la familia de las amarillidaceas. Se puede reconocer gracias su largo tallo que mide aproximadamente unos 42 cm y a la carencia de hojas. Cuenta con bellas flores de centro amarillo y pétalos blancos, dichas flores son aromáticas. Son originarias del mediterráneo occidental en donde pueden ser encontradas fácilmente en las orillas de los ríos y en matorrales.

Se le conoce popularmente con otros nombres como, campanitas, narciso común, narciso amarillo, narciso blanco, junco, junco blancos, y con muchos otros nombres dependiendo de la ubicación geográfica.

Uso principal del Narcissus tazetta 

Como muchas otras flores el principal uso que se le suele atribuir al Narcissus tazetta es el ornamental. Dado que esta ya sea convertido en una flor muy popular para decorar jardines e interiores.   

Cuidados necesarios de Narcissus tazetta   

El Narcissus tazetta no es una planta muy exigente en comparación con otras plantas. Para asegurarnos de cuidarlo solo tenemos que garantizarle un buen suelo, un buen regado y una buena iluminación.

La iluminación del Narcissus tazetta debe ser bastante moderada, dado que esta es una planta que encuentra su zona de confort a temperaturas de entre 16 y 18 ºC. Por lo que lo ideal es un sitio semi soleado o con una sombra tenue.

Por otro lado el regado de esto narciso tiene que ser muy frecuente sobretodo en su época de crecimiento. Para regar correctamente tenemos que humedecer la tierra circundante  y no la planta en sí misma, esto ayudara a que con el tiempo las raíces del narciso se desarrollen mucho más, Sin embargo tenemos que tener cuidado y saber la diferencia entre humedecer y empapar. Si empapamos la planta corremos el riesgo de que el agua se estanque y esta se empiece a pudrir, además es necesario saber que el exceso de humedad puede ser  un factor determinante en la proliferación de plagas y enfermedades.

En tanto el suelo no necesita ser demasiado bueno ni abonado de una manera especial, ya que el Narcissus tazetta no requiere de un terreno demasiado trabajado. No  obstante siempre es bueno asegurar un buen drenaje  y una tierra más o menos fértil.

Como plantar un Narcissus tazetta

Para cultivar un Narcissus tazetta lo más recomendable es esperar al otoño.  Una vez ya estés en esta estación tienes que saber que el narciso se reproduce por bulbos, para seleccionar lo adecuados procura no elegir aquellos que estén blando o que tengan algún rastros de podredumbre.

Cuando ya tengas los bulbos tienes que cavar un hoyo en el terreno no muy profundo, de mas o menos el triple del tamaño del bulbo. Asegúrate que cuando lo plantes el cuello del mismo quede hacia arriba.   

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *