Saltar al contenido

Narcissus cyclamineus

enero 18, 2019

¿Qué es el Narcissus cyclamineus?

El Narcissus cyclamineus es una planta bulbosa perteneciente a la familia de las amarillidáceas. Es de tamaño pequeño, cuenta con lindas flores amarillas. Por lo general suelen desarrollarse en suelos arenosos y en sombras suaves.

Es originaria de la península ibérica, en la actualidad puede ser encontrada en España y Portugal. Su nombre hace referencia a narciso, protagonista de una leyenda griega y proviene de la palabra griega narcótico lo que a su vez hace referencia a  su llamativa fragancia.    

Cultivo y cuidados del Narcissus cyclamineus

Para sembrar un narciso debemos saber que este proceso se lleva a cabo a través de la plantación de bulbos. Por lo general el mejor momento para hacerlo es el otoño.

Una vez ya estemos en la estación indicada empezaremos por conseguir los bulbos adecuados, debemos obviar aquellos que presenten partes blandas o que tengan algún tipo de podredumbre visible.

Cundo ya tengamos los bulbos adecuados, comenzaremos por cavar un hoyo en el terreno que vamos a plantarlos. Por lo general no necesitamos de un hoyo demasiado profundo nos bastara con un agujero por lo menos tres veces más grandes que  nuestros bulbos. Es importante que cuando los sembremos el cuello de los mismos quede viendo hacia arriba.

Como ya hemos sembrado nuestro Narcissus cyclamineus, ahora veremos cómo cuidarlo. A pesar de que este tipo de flores parezcan débiles o frágiles, la verdad es que no son demasiadas exigentes con los cuidados que tenemos que proveerle. Por lo podemos agrupar las necesidades de esta planta en tres principales, iluminación, regado y suelo.

La iluminación debe ser relativamente sustanciosa pero sin excederse, dado que el narciso es una planta que encuentra su zona de confort en temperaturas más o menos bajas. Por lo que un logar semi soleado es una opción.

Por otro lado el regado tiene que ser mas o menos frecuente o al menos lo suficiente como para siempre mantener la tierra de los alrededores de la planta húmedo, pero muy importante, no empapados.

Por último el suelo no tiene porque ser especialmente abonado o bueno ya que en este sentido el narciso no necesita de mucho. Pero por otro lado un terreno con un buen drenaje siempre es de agradecer por este tipo de plantas.

Otra planta muy parecida al Narcissus cyclamineus es: el Narcissus cyclamineus

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.