Saltar al contenido

Lirio hediondo

enero 18, 2019

¿Qué es el lirio hediondo?

El Lirio hediondo (Iris foetidissima) es una planta perenne perteneciente a la familia de las iridácea. Es muy parecido a  al lirio con la excepción de que sus flores emiten un olor desagradable. Gracias a su grueso cuello puede llegar a medir hasta 1 m de altura. Cuenta con hermosas flores de vellos colores, y como cualquier lirio posee hojas largas y abundantes, las  cuales en promedio llegan a medir 50×12 cm.

Puede adaptarse con facilidad tanto a ambientes cálidos como fríos. Por lo general se le puede encontrar fácilmente en bosques galerías y a la orilla de ríos y arroyos. Esta planta gusta de lugares con una buena cantidad de sol, sin embargo también puede crecer bien bajo sombras ligeras.

Propiedades medicinales del lirio hediondo

A pesar de lo desagradable del olor del lirio hediondo este cuenta con ciertas propiedades medicinales que no todo conoce. Por ejemplo el consumo de las semillas de la planta tiene efecto diurético y laxante. Si se le combina con otras plantas puede tratar males como el dolor que produce la ciática, los aspamos, e incluso con el  flujo de orina

 La toxicidad del lirio hediondo

Para concluir con el apartado de las propiedades medicinales del lirio hediondo, tenemos que advertir que esta además de ser una planta medicinal también es muy toxica y su consumo de manera imprudente puede traer síntomas como diarrea y dolor de estomago. Pero  otro lado si es usada de manera correcta no existiría ningún riesgo dichos síntomas.

Cuidados necesarios del lirio hediondo

Al momento de cuidar el lirio hediondo nos damos cuenta de que no requiere de mucho mas cuidados que otras especies de lirios, como por ejemplo el lirio de agua. Por lo que para cuidar de esta planta solo nos hace falta saber cuales son sus necesidades, las cuales te mostramos a continuación.

La iluminación tiene que ser bastante, el lirio hediondo crece  bien al pleno sol pero ubicarlo en un lugar muy soleado producirá que el lirio florezca menos por lo que el lugar ideal es un sitio con una sombra tenue.

Dado que la planta es resistente a la sequias la cantidad de agua no debe ser tanta como otras plantas. Para regarla tendremos que esperar a que el suelo se seque y luego añadir más agua. 

En tanto el suelo tiene que estar bien drenado ya que nos interesa que el agua no se estanque  alrededor del lirio, por otro lado el suelo también tiene que estar bien abonado dado que es fundamental proveer a la planta de los nutrientes necesarios para su desarrollo. El mejor momento para el abonado es el fin del invierno.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.