Flor de Jade

La naturaleza es algo maravilloso, cada día nos sorprende porque pareciera que nunca dejamos de conocer cada uno de los elementos que la componen. Miles de espacios hermosos, árboles gigantes, variedad de animales y diferentes plantas maravillosas son parte de la naturaleza en el mundo; es aquí donde la Flor de Jade toma presencia.

Es por ello que esta oportunidad hemos querido darte a conocer una de las plantas más hermosas e interesantes que existe en la actualidad, te hablamos de la Flor de Jade.

Seguramente la habías escuchado, o probablemente no, lo cierto es que hoy te vamos a contar todo sobre esta maravillosa planta. Lo más seguro es que luego vas a querer conocerla en persona, no te pierdas este artículo.

¿Qué es?

Antes de hablar de la Flor de Jade tenemos que hablar de la mamá de esta hermosa flor, se trata del árbol de Jade. Esta hermosa planta nació en África del Sur y se le conoce también con el nombre de Crassula ovata, árbol de la amistad o la planta del dinero.

Por lo general, esta planta es utilizada en las ventanas de las casas por su forma peculiar que llama mucho la atención de las personas.

Entre las principales características del árbol de Jade podemos destacar que sus ramas son gruesas y sus hojas tienen una textura bastante carnosa.

Mide entre tres y siete centímetros y generalmente presentan color verde, no obstante, algunas plantas sí tienen alguna tonalidad rojiza gracias a su alto grado de insolación diaria.

Lo normal en estos árboles es que sus hojas crezcan de una manera opuesta a la posición del tallo. Si este árbol se desarrolla en las condiciones adecuadas puede llegar a producir las flores más hermosas que te puedas imaginar, así que no te descuides ni un segundo a la hora de cultivarla.

Ahora sí, la Flor de Jade

Ya con el conocimiento de quién es la madre es momento de hablar de la Flor de Jade. No hay duda de que es uno de los regalos más hermosos que nos ha dado la naturaleza desde la fundación del mundo. Sus colores son bastante llamativos y dejan con la boca abierta a cualquiera.

El crecimiento de la flora de este árbol se da durante la primavera, no obstante, científicos han comprobado que su desarrollo se puede producir en medio de todo el año.

En principio nace como un racimo de flores muy pequeñas, que son de color rosado y blanco y tienen forma de una estrellita.

Esta flor posee al menos cinco estambres que están distribuidos entre los pétalos. Tienen un gineceo que está unido gracias a cinco lóbulos ubicados en el centro. Todos estos retoños de la planta suelen nacer y crecer alrededor del ápice del tallo.

Está certificado que el periodo de la flora tiende a ser un poco largo, pese a que estas flores por lo general crecen en espacios interiores. Cuando florece la flora del árbol de jade ya cuenta con dos años de edad y siempre tiene un buen tamaño.

Si esto no se cumple es porque la planta no se ha desarrollado en las condiciones óptimas establecidas para ello. Es importante que si deseas tener esta flor en tu casa cumplas con todo el proceso a fin de que tanto el árbol como la Flor de Jade se mantengan  saludables.

Características y más información

Esta flor es pariente de la llamada familia botánica fabaceae, la cual está relacionada con todo lo que tiene que ver con frijoles. Su tallo puede llegar a tener una altura de hasta 18 metros de longitud.

Pese a que es muy bella esta planta está en peligro de extinción desde hace varios años, gracias a la terrible deforestación que se ha llevado a cabo en diversas partes del mundo. Esto ha obligado a que los murciélagos, principales polinizadores, no utilice estas plantas para comer puesto que no se consiguen en muchos lugares.

Cada racimo de la planta posee unas 75 flores que se caracterizan por tener forma de una garra que puede alcanzar hasta los tres metros.

El color es lo que más llama la atención, ese azul verdoso vuelve loco a más de un explorador.

¿Dónde está ubicada la flor de Jade?

Aun cuando la planta viene del Sur de África, esta flor ahora se da con mayor frecuencia en Filipinas, específicamente en los bosques tropicales y barrancos.

¿Cómo hago para cultivarla?

Lo primero es buscar la tierra adecuada. Para que la planta pueda crecer como es debido debe criarse cerca de un estanque y la superficie debe poseer una altura considerable para que le ayude en el proceso de crecimiento.

Esto hará que la planta madura adecuadamente y que luego se produzca el crecimiento de la Flor de Jades.

Lo más importante es que la tierra tenga suficiente fertilizante ácido y arenoso, sólo así podrá crecer el árbol de manera satisfactoria y saludable.

Debes estar muy pendiente de la temperatura, pues no debe ser superior a 26 grados centígrados. Lo más recomendable es que se mantenga entre 15 y 26 grados centígrados.

Es necesario que esté ubicada en lugar donde le entre bastante luz solar directa, pero evita que sea muy intensa, pues esto podría perjudicar a las flores en gran manera.

El riego debe ser moderado, lo importante es que se mantenga húmeda y no olvides podarla, siempre hay alguna rama que no crece de la mejor forma y hay que eliminarla.

Flor de jade

Dato curioso sobre la Flor de Jade

La planta de jade es resistente a las plagas, así que no tendrás nada de qué preocuparte al momento de darse el crecimiento.

De igual forma es muy importante que siempre estés pendiente de podarla, esto es lo más fundamental para que se lleve a cabo el proceso de crecimiento como debe ser.

Para finalizar te dejamos un dato más, esta flor primero tiene un color menta verde y luego cambia a azul verdoso o incluso morado.

No hay dudas de que esta es una de las más hermosas creaciones de Dios, ¿Te gustó la Flor de Jade?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *