Saltar al contenido

Correhuela: fotos, tipos, significado, características, imágenes

octubre 20, 2019
Correhuela

La correhuela, o también conocida científicamente como la Convolvulus arvensis L., es una planta trepadora capaz de alcanzar hasta los dos metros de altura siempre que cuente con algo a lo que adherirse para seguir creciendo. Por lo general, se le observa en gran medida en países de Europa y Asia, a pesar de que ha sido observada en otras partes del mundo.

Correhuela
Convolvulus arvensis

Sus flores son preciosas, llamativas y por lo general se observan blancas, aunque en ocasiones se tornan rosadas. Estas cuentan con la forma de una campana abierta y sus pétalos son anchos y se encuentran pegados, lo que genera una vista preciosa de una campana de pequeño tamaño, brillante y llamativa.

Características de la correhuela

Una de las principales características de la correhuela, es que esta planta es perenne, lo que quiere decir que cuenta con una vida larga, mayor que otras plantas. Como ya hemos mencionado, es trepadora y además es rastrera, alcanzando hasta dos metros de altura de acuerdo sea la circunstancia y la zona en la que se encuentra creciendo. Sus hojas pueden variar de acuerdo al tipo de planta que sea y sus flores cuentan con una forma muy especial, similar y conocida como forma de trompeta, y colores como el blanco y el rosado, e incluso una combinación de ambos.

Correhuela

Tipos de correhuela

Como hemos destacado en el apartado anterior, las hojas de esta planta rastrera son capaces de variar de acuerdo con el tipo de correhuela que se esté conociendo. Según los expertos, existen dos: la Convolvulus arvensis var. Arvensis, que se caracteriza por contar con hojas amplias y llamativas, y la Convolvulus arvensis var. Linearifolius, la cual se caracteriza por contar con hojas más delgadas y largas que la anterior. En ambos casos las flores tienden a ser idénticas.

Usos de la correhuela

Según las estadísticas, la correhuela es una planta preciosa pero incómoda, ya que la misma es trepadora y es capaz de alcanzar una altura molesta, especialmente en hogares pequeños. Además, esto produce que se enrede en otras plantas y no se tome en cuenta como una hierba buena en cuanto a jardines poblados con otras especies. Sin embargo, sus usos son muy prácticas e incluso necesarios en algunas ocasiones, ya que contiene efectos medicinales. Pese a ello, esta planta es capaz de contraer rápidamente el hongo del oidio, por lo que puede acabar infectada rápidamente.

No obstante, es necesario destacar sus aplicaciones terapéuticas, ya que esta planta funcionade maravilla por completo, a pesar de que la raíz es la que se utiliza de forma común, junto a sus flores. Esta tiene propiedades curativas estomacales, ya que laxa y purga el organismo rápidamente, lo que al mismo tiempo ayuda a controlar la circulación coronaria y a bajar la presión arterial.

Correhuela

Para lograr el efecto laxante, se necesitan algunas hojas secas de correhuela, con las cuales deberás crear una infusión suave. Lo ideal es beberlo antes de dormir, ya que su efecto será unas cuantas horas después. Si lo que se busca es un purgante, se aplica el mismo procedimiento con una carga mayor de hojas, y un consumo menor, ya que es capaz de generar irritación en las paredes del estómago.

Para lograr obtener estas flores y utilizarlas de forma correcta, es importante que se recolecten desde que comienza la primavera y antes de que finalice el otoño, manteniéndolas en un lugar oscuro, ambientado y cerrado totalmente. Estas se secarán en un periodo de tiempo estimado de uno a tres meses y podrás utilizarlas.