Las ventajas de armar nuestra propia huerta

Debido al creciente uso de transgénicos y de métodos de producción masiva en el sector agropecuario, muchas personas están optando por la agricultura tradicional y orgánica.

Este cambio supone una serie de mejoras tanto en la calidad de los productos como en la economía de los productores que ahorran mucho dinero y trabajan mejor.

Pero la agricultura orgánica no solo se reserva a los productores rurales de pequeño y mediano volumen, sino que ahora cualquier persona puede armar una huerta en su casa.

Sin importar si viven en una casa con un patio o si viven en un departamento, cualquiera puede tener su propia huerta. Si quieren saber más al respecto, en esta nota les contaremos toda la información indispensable.

¿Cómo es posible tener nuestra propia huerta?

Actualmente es posible que cada uno de nosotros tenga su propia huerta de madera gracias a un oficio muy renombrado que se está poniendo en auge nuevamente, hablamos de la carpintería.

En esencia lo sabemos, es el trabajo de la madera que se lleva a cabo para producir objetos útiles para el ser humano. Sin embargo, esto no es tan así. Hay algunos detalles que no se conocen generalmente. La mejor recomendación para hacer tu propia huerta es que realices un curso de carpinteria.

En principio, la característica de producir objetos útiles. La carpintería se encarga únicamente de producir artefactos que tengan alguna función práctica, por lo tanto, las obras de arte sobre madera o la creación de objetos de otro tipo se dejan para otros oficios, como la ebanistería.

Además, la manera en la que se trabaja la madera puede estar atravesada por diversas filosofías y técnicas con respecto al tratamiento del material. Por esta razón, encontramos muchas variantes dentro de este oficio.

Gracias a la carpintería, podemos construir geniales soportes para plantar los vegetales que deseemos. Por lo tanto, si tenemos un espacio libre, no importa cuán reducido sea, podemos construir un pequeño vivero. De esta manera sabremos cuáles son los primeros pasos y cómo concretar nuestras ideas en una forma material.

Los siguientes pasos

Luego de que hayamos construido nuestro soporte para la tierra en la que vamos a plantar los vegetales y las hortalizas, debemos tener en cuenta la manera en la que vamos a conservarlos.

Aquí entra en acción otra técnica muy útil, el indoor gardening o también llamado indoor grow, que son los términos para referirse a la plantación puertas adentro. Gracias a los germinadores, a las luces ultravioletas y a los fertilizantes naturales, podemos plantar lo que deseemos en un espacio cerrado.

Sin embargo, no es tan fácil como parece y al principio deberemos invertir en algunos equipos especiales para mantener vivas nuestras plantas.

Una vez que consultemos con los expertos y que construyamos nuestro pequeño vivero de interior, deberemos elegir qué tipos de plantas queremos cultivar. En la temporada de verano que se aproxima, hay determinados vegetales que son propicios para plantar, algunos de ellos son los siguientes:

  • Tomates
  • Lechuga
  • Calabacín
  • Calabaza
  • Berenjena
  • Pimientos
  • Zanahoria

Deben considerar que hay algunos más fáciles de mantener que otros. Además, tienen que medir el espacio con el que cuentan, ya que algunas hortalizas como las calabazas ocupan un poco más de lugar.

En el caso de las zanahorias, por ejemplo, al tratarse de raíces, su cuidado es un poco más simple. Pero una planta de tomates o de pimientos requieren tratamientos más intensivos y mayor luz UV.

Al final de cuentas, ustedes pueden decidir lo que deseen plantar y cómo mantenerlo. Si dedican trabajo y tiempo, no habrá ningún problema y tendrán excelentes plantas.

Esperamos que puedan decidirse a dar los primeros pasos dentro de la agricultura autogestionada. Comprobarán que la calidad de verduras que pueden obtener ni siquiera se compara a los productos industriales que se compran en los supermercados.

Además, recibirán la satisfacción de saber que su trabajo literalmente está dando frutos y que es mucho más sencillo de lo que parece. Con el paso del tiempo, podrán explorar nuevas alternativas para mejorar sus huertas e incluso expandirlas.

Al aprender los ciclos de cultivo, podrán tener verduras frescas todo el año y por montones. Estamos seguros de que, al hacer su propia huerta, sus vidas mejorarán notablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *