Saltar al contenido

La humedad ambiental en el crecimiento de las plantas

mayo 21, 2022
como afecta la humedad a las plantas

Numerosos estudios afirman que los factores ambientales, como la luz, la temperatura, la humedad y las precipitaciones, determinan la calidad de un jardín o huerto. Por ejemplo, si no hay suficiente agua para que las plantas absorban nutrirse, su crecimiento será limitado. Lo mismo con la variación de las precipitaciones: si no es suficiente, difícilmente prosperarán.

Entre todos los factores ambientales que afectan a las plantas, la humedad es la más compleja. Es difícil gestionarla. Sobre todo en el exterior. Se necesitan de herramientas y equipos especializados, como un humidificador industrial o programadores de agua, para controlar la humedad.

Si estás a cargo de un invernadero, o te dedicas a la jardinería y agricultura por entretenimiento, esta publicación es para ti.

Veremos el impacto de la humedad ambiental en el crecimiento de las plantas y qué puedes hacer para minimizar el impacto.

La humedad ambiental en el crecimiento de las plantas

La humedad es la cantidad de vapor de agua presente en la superficie, el aire o el interior de los cuerpos. Las plantas necesitan de la humedad para realizar procesos fisiológicos, como la fotosíntesis. Sin humedad, el crecimiento de las plantas sería solo una anécdota.

La humedad ambiental en el crecimiento de las plantas

Una correcta gestión de humedad es sinónimo de un buen cultivo. Sin embargo, no siempre es buena y a veces contraproducentes.

El exceso de humedad en los cultivos está relacionado con enfermedades foliares. Mientras más vapor de agua rodee a las plantas, menor será su rendimiento. También se estresan, se secan más lento y pierden sus características celulares.

¿Y qué pasa cuando hay humedad limitada? Más de lo mismo. Si la humedad es demasiado baja, no ocurre la fotosíntesis, que es la forma en que las plantas adquieren y transforman los nutrientes. También se comprometen otros procesos fisiológicos, como el crecimiento –que se ralentiza– o las hojas se caen.

Afortunadamente, las plantas regulan la humedad en el aire. Lo hacen, básicamente, transpirando o abriendo las estomas. Ellas absorben el agua del suelo, adquieren los nutrientes y el vapor de agua lo envían de vuelta al ambiente.

¿Sabías que instalando un deshumidificador grande en tu jardín mejorarás el desarrollo y la reproducción de tus plantas? El control de la humedad juega un papel importante en el éxito de tu cultivo.

Consejos para controlar la humedad ambiental

Si tienes un cultivo de plantas, tienes que controlar la humedad. La mejor manera de hacerlo es usar un invernadero donde instalar reguladores de humedad, como los deshumidificadores y humidificadores.

Lo que hacen estos dispositivos es administrar la circulación de aire, el agua presente en las corrientes de aire y renovar el flujo.

Existen reguladores de humedad exclusivos para invernaderos. Te permiten manipular la cantidad de agua presente en las superficies. Los expertos recomiendan dejarlo a un nivel de rocío, ya que así las plantas se regulan a sí mismas.

Otros equipos recomendamos para controlar la humedad de los cultivos e invernaderos son los sistemas de calefacción por radiación infrarroja. Estos equipos aumentan o disminuyen la temperatura en el ambiente, un factor climático que tiene una estrecha relación con la humedad. De hecho, la humedad fluctúa dependiendo de la temperatura.

También hay otras estrategias, como crear invernaderos con circulación diseñada. Esto permite homogeneizar el aire y distribuirlo de manera efectiva a todos los rincones de los invernaderos para no perjudicar a los cultivos con exceso de vapor.

como controlar la humedad delos cultivos

Conclusión

Los factores ambientales, y especialmente la humedad, influyen en el éxito o el fracaso de un cultivo. Si hay exceso de humedad, o la circulación de aire no es efectiva, tus plantas sufrirán las consecuencias: crecimiento limitado, sin fotosíntesis, pierden sus hojas o no realizan los procesos de evaporación correctamente. Para solucionar este problema, lo mejor es comprar equipos y herramientas para manipular y la humedad en los invernaderos y ayudar a tus plantas a desarrollarse en óptimas condiciones.