Saltar al contenido

Hydrangea arborescens

enero 18, 2019

¿Qué es una Hydrangea arborescens?

La Hydrangea arborescens es un arbusto perteneciente a la familia de las hydrangeas de origen estadounidense que puede llegar a alcanzar los 3 m de altura. Florece en la época comprendida entre mayo y julio.Habita en casi todo el este de los estados unidos desde florida hasta el sur de Nueva york. Es común encontrarlas en bosques de estas aéreas a si como también a la orilla de ríos y arroyos.

Hydrangea arborescens
Hydrangea arborescens

Uso de la Hydrangea arborescens

Como muchas otras flores el principal  uso es el ornamental ya que esta una flor bastante popular para decorar jardines, parques y espacio  públicos en general. Sin embargo algo que no todo el mundo sabe es que la hydrangea arborescens también cuenta con muchas propiedades médicas por lo que fueron usualmente usadas para tratar males como los cálculos vesicales y renales.

La flor de la hydrangea arborescens

La hydrangea arborescens tiene unas pequeñas flores blancas fertiles que florecen en grupos separados entre la temporada comprendida entre mayo y julio. Por lo regular esta es una planta que cuenta con un florecimiento continuo y disperso que puede converger durante gran parte del verano y en algunos casos hasta diciembre. Una vez las flores se van dan paso a la aparición de pequeñas capsulas de semillas que terminan de madurar a principio o mediados del invierno.

hydrangea arborencens

Cuidados necesarios de la hydrangea arborescens

Como cualquier otra planta, la hydrangea arborescens necesita de ciertos cuidados para desarrollarse correctamente, por lo general se suele agrupar estos cuidados en 4 factores principales : la iluminación, el regado, el podado y el suelo.

Lo primero que hay que saber es que esta es una planta que no precisa ni de demasiado ni muy poco sol sino que más bien disfruta de un lugar bien iluminado. Pero en donde no reciba los rayos del sol de manera directa, por lo que mantenerla bajo una sombra tenue es buena idea.

Por otro lado nos encontramos con el apartado del regado, el cual debe de ser bastante abundante o por lo menos lo suficiente para siempre mantener el suelo húmedo.

Cabe resaltar que aunque el suelo siempre tenga que estar medianamente húmedo esto no quiere decir que debemos empapar el suelo que rodea a nuestra planta, ya que esto incrementa mucho el riesgo de que esta agua empiece a encharcarse y que por consiguiente comience a pudrir las raíces de esta hortensia.

El podado, es una parte fundamental de los cuidados que debemos proveerle a esta planta, sin embargo, este es un factor que regularmente suele dejarse de lado por muchas personas, lo que termina constituyendo un grave error.

Para podar de manera correcta a esta hortensia lo primero que tenemos que saber es, que la hortensia florece en verano por lo que lo mejor es esperarnos hasta el invierno cuando su periodo de floración ya haya terminado. Empezaremos por deshacernos de las ramas dañadas y continuaremos podando hasta que por lo menos nos desasgamos de un tercio de todo el follaje.

Y por ultimo pero no menos importante esta el suelo, este tiene que ser lo bastante fértil como para poder suministrar los nutrientes necesarios para que la planta pueda crecer correctamente. Por otra parte el suelo también tiene que cumplir con un drenaje ejemplar para así evitar que el agua se empiece a estancar en las base de la planta.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.