Girasol big smile

Gracias a su amigable color amarillo el girasol big smile se ha vuelto una de las especies más representativas de los girasoles. Por eso a continuación te mostramos todo lo que tienes que saber de ellos.

Cuidados del girasol big smile.

Dado que el girasol es una planta  muy resistente, no precisa de muchos cuidados y mimos llegando al punto de que podemos resumir su cuidado en 3 factores principales el riego, el terreno, y la iluminación.

Como su nombre indica el girasol está íntimamente ligado con el sol por lo que el primer punto que debemos tratar es la iluminación. El girasol precisa de una gran cantidad de luz directa del sol por lo que tienes que ubicarlo en un lugar en que le provea de al menos 8 horas de luz.

Dado que el girasol casi siempre debe estar expuesto al sol este corre el riego de deshidratarse por lo que el riego tiene que constante  pero moderado. De otra manera la deshidratación puede causar un mal desarrollo en general de la planta.

El terreno tiene que tener un buen drenaje dado que bajo ninguna circunstancia podemos permitir que agua se estanque alrededor del girasol además tiene que poseer suelo bastantes profundos ya que esta es una necesidad que casi todos los girasoles comparten.

 Otra cosa muy importante es que tenemos que estar seguros que el suelo pueda proveerle suficientes nutrientes para el crecimiento de la planta. Puedes optar por casi cualquier tipo de fertilizante para lograrlo.

Entradas relacionadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *