Saltar al contenido

¿De qué flores se obtienen colores para pintar?

marzo 11, 2022
De qué flores se obtienen colores para pintar

El mundo está lleno de colores que terminan maravillando a todos, incluso a los más fuertes de carácter, porque saben que su día a día vale la pena gracias a ello. Y flas flores son primordiales para llenar de colorido esplendor a la vida, no sólo por su belleza natural, sino por sus aportes ancestrales para pigmentar. Sí no sabe usted de qué flores se obtienen colores para pintar, pues acá le damos buena orientación.

Con ellas, se hacen los pigmentos para la mayoría de las texturas y además crear las tintas soportes de témperas, rotuladores mágicos, pinturas esmaltadas para paredes e incluso las pinturas de uñas. Las usaron los genios como Da Vinci o Miguel Ángel, los egipcios y griegos. Y la industria actual sigue dándoles uso, siempre aupando la plantación de flores en doble proporción, como debe hacerse por responsabilidad social ecológica y por mero humanismo.

¿De qué flores se obtienen colores para pintar?

Daremos un paseo variopinto, ya que no es sólo pintar de manera convencional un área determinada; debemos considerar que los pigmentos de las flores le dan el color o son la base de todo lo que nos rodea.

Verde: Este colorante se obtiene de la flor Echinacea purpurea.

El verde de las plantas: Parte de la clorofila, pigmento principal en todas las plantas y por ende, las flores, misma que es una clorina que se ocupa de absorber longitudes de ondas amarillas y azules de los haz de luz, que culminan reflejando verde. Por ende, la abundancia de clorofila es la que les brinda su color y el estudio de este fenómeno natural, ayudó a muchos científicos a sintetizar varios pigmentos de las plantas para crear la cromática.

De qué flores se obtienen colores para pintar

Amarillo: Flor de gardenia grandiflora.

Amarillo a naranja, rosa:  Coreopsis tinctoria, Cosmos sulphureus. Con la Tagetes patula se consiguen tonalidades más oscuras de éstos colores, ideal para difuminar.

Amarillo (en sus tonalidades más claras): Anthemis tinctoria.

Quienes tengan la curiosidad en saber de qué flores se obtienen colores para pintar con variedad de tonos, les colocaremos como ejemplo el añil, una tonalidad derivada del azul. El mismo viene de una flor y planta del mismo nombre, llamada científicamente Indigofera suffruticosa, la cual se reproduce con gran rapidez, lo que garantiza gran producción por toneladas métricas cosechadas.

El color Índigo es posible de extraer de las flores, en especial de la planta Indigofera tinctoria, una planta que surgió en París y de la cual se saca gran provecho por tonelada métrica. Además se extrae por igual de otras especies del género Indigofera.

Azafrán: Es el colorante deseado para la cocina, licores y para productos farmacéuticos. Muy común en los buscadores cuando se hace la consulta ¿De qué flores se obtienen colores para pintar?, pues lo diremos: proviene de las flores del Crocus sativus.

Colores para el vino tinto y rosado: Se utilizan las bayas del sauco (Sambucus nigra), fungiendo a su vez como saborizante almizclado.

Grupos de pigmentos

Ya respondido básicamente la pregunta sobre ¿De qué flores se obtienen colores para pintar?, acotamos el proceso natural que de cada planta y en este caso, flor, se requiere, ya que las pigmentaciones que dan vida a las plantas, se matizan y dividen, ayudando a la ciencia y arte (por siglos) a crear los colores que conocemos y de los que provienen las variaciones por mezclas.

Los colorantes de las flores se extraen mayormente por decocción en agua. Y cada grupo de pigmentos produce colorantes distintos:

  • Los carotenoides a amarillos o anaranjados.
  • Las antocianinas a rojos o azules.
  • Los flavonoides a rojos, azules o violeta.

Algunos de estos pigmentos logran fijarse directamente a gran variedad de tejidos sumergiendo la planta o la flor y la tela en agua caliente, pero la mayoría de ellos requieren ser fijados a las fibras empleando mordientes, las cuales son sustancias químicas orgánicas o inorgánicas divididas como alumbre, taninos, cromo, urea, hierro,  entre otros.