Saltar al contenido

¿Cómo hacer un invernadero casero?

marzo 25, 2021
invernaderos para semillas cannabis

¿Pensando en plantar semillas desde el hogar? Un invernadero casero es la solución perfecta para controlar los cambios climáticos y ofrecer las mejores condiciones para el cultivo de cannabis. Vienen en todos los tamaños y dimensiones, así como se fabrican con una inmensa cantidad de materiales reutilizables.

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿por dónde empezar? Estas son preguntas que, a continuación, responderemos. Pon a prueba tus habilidades de bricolaje construyendo un invernadero casero sin incurrir en grandes costes. Usa tu imaginación, aprende con nosotros y siembra las semillas de cannabis de tu preferencia.

¿Qué es un invernadero casero?

Un invernadero casero no es más que una estructura estática construida y acondicionada para manipular el clima idóneo para el crecimiento de semillas en exteriores. Es económico y va de maravilla con los ambientes fríos y exigentes.

invernaderos caseros

La estructura recibe el nombre ‘invernadero’, ya que es un proceso que captura radiación solar en el interior y lo mantiene para calentar las plantas en las condiciones climáticas menos favorecedoras. No requiere de conocimientos profesionales, se pueden usar materiales reciclables y sin necesidad de especialistas.

Ventajas de un invernadero casero

Tener un invernadero casero para cultivar semillas de marihuana es una gran decisión. Las ventajas que se pueden extraer, en referencia a estructuras empresariales, es notoria. Por eso, a continuación, mencionaremos diversos beneficios.

  • Es una forma novedosa de cultivar plantas. Sobre todo para divertirse y entretenerse.
  • Controla las plagas, siempre que se aísle correctamente, de forma más efectiva que en el exterior sin capas protectoras, como vidrios o láminas transparentes.
  • Mantiene alejado a los animales. Si tienes mascotas, o animales que zarandean los cultivos, el invernadero casero es una excelente forma de protegerlas.
  • Evita el exceso, y la acumulación, de humedad gracias a un sistema de aislamiento.
  • Es rentable. Además de requerir, en su mayoría, materiales de bajo presupuesto, también puedes iniciar tu propio negocio cultivando plantas cannabis.
  • Se puede instalar donde desees siempre que se encuentre en un lugar favorable para capturar la radicación solar. Por ejemplo, azoteas, techos, jardines, etc.
  • No lleva mucho tiempo. Si le dedicas la mañana entera, armarás la estructura.
  • Mantiene protegida a las plantas de los vientos fuertes en climas no favorables.

¿Qué saber antes de hacer un invernadero casero?

Bien, en este punto sabemos qué es y cuáles son las ventajas de invernaderos caseros. Sin embargo, antes de ponerte manos a la obra, es fundamental adentrarnos en qué se necesita saber para elaborar un invernadero casero de calidad.

Materiales

Se pueden usar diferentes tipos de materiales para un invernadero. Desde galvanizado, tubos PVC, pallets de madera, pasando por vidrios, plástico translúcido, ventanas viejas, plástico corrugado, tuercas, fibras de vidrio, herramientas de construcción, etc.

Diseño

Existen múltiples diseños para fabricar un invernadero casero. Lo hay en dimensiones anchas, compactas y grandes. Estudia la descripción de cada invernadero para seleccionar el que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Terreno

La disponibilidad de terreno es esencial. Como explicamos, se puede montar, prácticamente, en cualquier espacio siempre que atrape la radiación solar y posteriormente rebote. Define el tema del tamaño de acuerdo a la naturaleza del terreno.

Vías de acceso

Todo invernadero casero necesita dos vías de acceso: una entrada para las personas, y otra para el aire. Esta última es necesario para mantener fría la estructura. Aunque, claro, también puedes instalar un sistema de enfriamiento interno.

Semillas a cultivar

Incluso más que el invernadero, hay que tener en cuenta el tipo de semillas a cultivar. No todas las semillas se pueden usar para una estructura aislada. Intervienen diversos factores, como: marca, cepa de cannabis y sexo de las semillas.

invernadero en el hogar

Empecemos por las características de las semillas. Para invernaderos no se recomiendan las fotoperiódicas, ya que necesitan periodos de oscuridad prolongados. Por otro los autoflorecientes, no dependen de las nociones fotoperiódicas para desarrollarse. Son mejores para cultivos en invernaderos caseros.

En cuanto a la cepa, tenemos dos en cuenta: Sativa e índica. La primera es reconocida por su capacidad para adaptarse a los climas tropicales y a las temperaturas altas. En cuanto al efecto que generan, inducen a estados de euforia y potencian la creatividad.

Las índicas, en contraparte, resisten mejor las temperaturas bajas. Son compactas, se desarrollan en menos tiempo, induce a un efecto relajante y normalmente se emplea en el campo medicinal. Para un invernadero, es una alternativa muy atractiva.

Necesitarás saber si son semillas machos, feminizadas o, en cambio, hermafroditas. Las semillas machos poseen menores sustancias psicoactivas, fecundan a las hembras, pero no se recomiendan para un cultivo de estas características.

Las feminizadas, que solo dan lugar a plantas hembras, destacan por las sustancias psicoactivas. Mientras que, las hermafroditas, presentan de forma simultánea los rasgos masculinos y femeninos. Para los invernaderos, no se recomiendan.

Por último, pero no menos importante, hay que mencionar la marca. Existen diferentes alternativas, como:

  • Dinafem
  • Sweet sedes
  • Barney’s Farm
  • Humboldt Seeds

Cómo hacer invernaderos caseros

Llegó el momento de la verdad. Aprenderemos a elaborar invernaderos. ¡Acompáñanos!

En primera instancia, debes limpiar el terreno donde harás la estructura invernadero. Procura que presente un buen sistema de drenaje y entrada de radiación.

Después, ajusta la medida estándar, marca las esquinas y coloca el marco rectangular. También haz una franja para alejar a los animales y aprovechar el terreno.

Una vez que instales el marco donde plantarás semillas cannabis, coloca cuidadosamente los tubos de PVC con separación de 50 cm entre cada uno. Servirá como refuerzo para el invernadero. También puedes usar madera o estructuras metálicas. Atornilla los tubos PVC, o pallets de madera, al marco rectangular.

Antes de cualquier otro paso, verifica y precisa las puertas de entrada o vías de acceso. Para ello puedes usar madera e incluso ventanas viejas de madera reutilizables. Luego, echa la lámina de polietileno o lámina translúcida, para que cubra la zona superior. Grápalo a los tubos y verifica que haya quedado lo suficientemente ajustado. Si hay ventilación constante, el cultivo enfrentará problemas de humedad.

como hacer invernaderos caseros

Finalmente, confecciona los pequeños cajones de cultivo para arrancar el invernadero. Como dato extra, dependiendo de tu presupuesto, puedes usar sistemas de calefacción en caso de que desees usar semillas cannabis con características en concreto. Incluso, puedes instalar luces para semillas fotoperiódicas.