Cómo cuidar una semilla de interior para que crezca bien

¿Deseas cuidar una semilla de interior para que crezca bien y no sabes por dónde empezar? Te encuentras en el lugar correcto. Existen dos formas de cultivar una planta: en el interior y exterior. Ambos son métodos válidos, pero que se diferencian el uno del otro de acuerdo al tratamiento de las semillas.

También hay que destacar los beneficios de cultivar una semilla en el interior, que se asocia al control de los elementos que influyen en su desarrollo. Dígase condiciones climáticas o sustancias orgánicas. Sin embargo, no es tan sencillo como algunos creen. Hay que estar atento a diversos elementos que valen la pena conocer.

Bajo esa premisa, hemos decidido crear un artículo hablando sobre cómo cuidar semillas de interior para que tengas un cultivo indoor exitoso. Usaremos conceptos sencillos de entender, explicando cada detalle, con el objetivo de que, incluso quienes no poseen conocimientos sobre semillas de interior o cultivo indoor, entiendan el tema.

¿Qué se considera cultivo de interior?

Antes de hablar sobre los pasos para cuidar a una semilla de interior para que crezcan bien, o dar algunos consejos, tenemos que hablar sobre la siembra de interior. También conocido como cultivo indoor, es una técnica que ha ido evolucionando a través del tiempo.

semillas de interior

Se eligen espacios reducidos, como la ventana de una habitación, armario especial para la siembra o una habitación acondicionada. Aunado a que se preparan las condiciones requeridas para el crecimiento de las semillas, como luz artificial y calefacción programada.

¿Por qué cultivar semillas en el interior?

La siembra y cultivo son conceptos asociados al exterior, los jardines y los grandes cultivos. Y, aunque ha sido así gran parte del tiempo, no necesariamente es la mejor forma. Especialmente para algunas semillas. En cambio, la siembra indoor ofrece diversos beneficios interesantes.

Por ejemplo, mayor control de las condiciones climáticas; como la humedad, entrada de luz, entrada de viento y temperatura. En la naturaleza no es posible controlar la humedad de un cultivo, o proporcionar las horas de iluminación adecuada para beneficiar a las plantas.

También, al tener las plantas y semillas en un espacio reducido, con las condiciones que adecuadas, más los conocimientos necesarios, se puede dirigir el cultivo hacia un objetivo en concreto. Como las plantas de cannabis feminizadas, quienes son las que producen mayor contenido de THC. Evitando que sean fecundadas por los machos en los cogollos.

¿Cómo cuidar una semilla de interior?

Habiendo entrado en contexto, y explicando las nociones básicas del cultivo de interior, es momento de explicar los cuidados efectivos de una semilla de interior para que crezcan saludables. Presta atención a esta información porque hará la diferencia entre un cultivo exitoso, y unas plantas amarillas y con hojas que se caen paulatinamente. También puedes visitar KámalaSeeds  e indagar más sobre el tema.

Espacio de siembra

Lo primero que debe preocuparte sobre tu siembra interior es el espacio que vas usar. Es un factor determinante en el desenvolvimiento del cultivo, especialmente cuando se trata de semillas de marihuana.

Como mencionamos anteriormente, existen diversas formas, pero destacamos dos: en armarios y habitaciones acondicionadas. Los armarios son sencillos de manejar, pero no son efectivos para grandes cultivos.

En cambio, las salas acondicionadas, suelen ser espaciosas e ideales para cultivos de diversas plantas. Lo que nos permite dividir en secciones nuestras futuras plantas germinadas. Siendo la mejor opción para el cannabis.

Iluminación interna

Las plantas de cannabis requieren de un periodo de 18 horas de luz en el crecimiento y 12 horas en la floración. Este equilibrio es fundamental para el desarrollo saludable de las semillas, especialmente en las habitaciones cerradas. Evidentemente, no puedes sacar y traer las plantas cada día.

como cuidar semillas de interior para que crezcan bien

En cambio, lo que puedes hacer es invertir en una iluminación interna para gestionar la exposición de las plantas. Existen diversas opciones disponibles, como luces HID, que ofrecen mayor intensidad y lámparas CFL, que son de baja intensidad.

Temperatura y humedad

En el mismo orden de ideas, manipular la temperatura y la humedad de las plantas de cannabis es necesario para que crezcan bien. A diferencia del exterior, donde no se puede manipular los cambios bruscos de temperatura, en el interior es posible lograr nuestros objetivos.

Por lo general, las plantas requieren un promedio de 23-24 grados de temperatura, sin llegar a ser tan fríos. Cuando los cogollos comiencen a salir de las hembras, hay que bajar la humedad del espacio cerrado hasta un promedio de 25-26 grados. Eso es esencial para evitar enfermedades, plagas y hongos.

Flujo de aire

Recuerda que las plantas son seres vivos y requieren de oxígeno para respirar. Uno de los grandes retos de sembrar en el interior es que la entrada y salida de aire no es el adecuado, por lo que hay que proporcionarlo artificialmente.

A pesar de la creencia común, no hay que abrir las ventanas. Eso dañaría las condiciones climáticas mencionadas anteriormente. En cambio, invierte en la compra de ventiladores para sembrar cannabis. Estos ofrecen brisa suave, enriquecen a los cogollos y evita la concentración de humedad.

Riego de las plantas

El riego de las plantas suele ser un factor decisivo en el crecimiento de las semillas y su posterior floración. Un riego excesivo suele ser el fin de una plantación de cannabis. En cambio, hay que optar por un equilibrio, ya que la falta del mismo seca los cogollos e impide su crecimiento.

El riego debe hacerse a una distancia de 3 cm, iniciando con pocas cantidades en el desarrollo y aumentando cuando esté floreciendo. Al estirarse las raíces, es momento de alimentarlas. Y solo en ese momento es cuando debemos ingerir más agua, no antes, porque pueden ahogarse las semillas.

Fertilizantes y abonos

Esta es, seguramente, la pregunta que más se hacen quienes deseen cuidar una semilla de interior. ¿Qué fertilizante usar? Buena pregunta. Existen dos tipos de cultivos: artificiales y ecológicos. Están quienes consideran que los materiales químicos mejoran el crecimiento, y los que creen que los abonos orgánicos son saludables y consiguen cogollos potentes.

cuidar una semilla de interior

Sin embargo, no cualquier sustrato es bueno para sembrar semillas de interior, especialmente cannabis. Hay que buscar algunas características esenciales como: pH ajustado, retención de líquidos, aporte de micronutrientes y que albergue fibra de coco. Este último elemento es lo que mantiene saludable a los cogollos en su etapa de crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *