Amapola: fotos, tipos, significado, características, imágenes

La amapola, científicamente conocida como Papaverrhoeas, es una de las flores más hermosas que existen hoy en día, especialmente porque en su color rojo cuenta con un significado lleno de amor y romanticismo, siendo entonces una de las opciones más elegidas por muchos románticos a la hora de llevar a cabo un regalo perfecto.

Es una flor ideal para plantar en jardines, recordando siempre que plantar flores es una buena iniciativa para contribuir a como cuidar el medio ambiente.

Características de la amapola

La planta de las amapolas, cuenta con características muy marcadas y delicadas, como un tallo recto, alto y con muchas ramificaciones, sin mencionar las flores tan espléndidas con las que cuenta. Estas son capaces de observarse en diversos colores, en donde el rojo suele ser el predominante.

Amapola

Las amapolas son tomadas en cuenta para diversos usos, comenzando por la decoración tanto de interiores, como de exteriores y eventos, incluyendo la realización de arreglos florales para circunstancias especiales, y finalmente, para efectos medicinales gracias a las propiedades con las que cuentan sus flores.

Estas plantas requieren de pocos cuidados a la hora de cultivarse y crecer, sin embargo, necesitan que el suelo ser fértil, que la luz del sol le ataque de forma directa y que el clima sea el indicado ya que de estar demasiado frío, o demasiado caliente, las flores no crecerán.

Tipos de amapola

Las amapolas se diferencian principalmente por sus colores, en donde destacan tres de ellas: la roja, científicamente conocida como Papaverrhoeas, la amarilla, científicamente conocida como Meconopsiscámbrica y la blanca, científicamente como Papaversomniferum.

Amapola

La amapola roja, es una de las más populares y conocidas a nivel mundial, especialmente por su belleza y color. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que contiene cierta cantidad de veneno que tiende a eliminarse una vez que la flor es cocinada de forma correcta. Son sus semillas las que tienden a utilizarse de forma común.

La amapola amarilla, es llamativa gracias a su color y a su aroma suave y delicado, aunque es más extraña de conseguir. Por lo general, suele observarse de forma común en California. Por último, se encuentra la amapola blanca, la cual es llamativa por su color, sus detalles y por ser utilizada para la extracción del opio.

Usos de la amapola

Amapola

Como hemos mencionado con anterioridad, la amapola cuenta con grandes efectivos curativos que generan que esta planta sea utilizada en la medicina. Los usos comunes de la amapola, son los siguientes:

  1. Para atacar el insomnio y los nervios. La amapola en infusiones es magnífica para tratar casos de insomnio y de procesos nerviosos. Esta se logra hirviendo un puñito de flores de amapola secas, para luego colarlas y servir la infusión con miel. Antes de dormir es la hora indicada para ingerirla.
  2. Para combatir dolores. Las flores de esta planta también sirven para calmar dolores, ya que si bien no cuenta con un tipo de sedante específico, sus cualidades se asemejan en grandes cantidades, por lo que ayudan en procesos de quemaduras y zonas inflamadas.
  3. Para aliviar la tos. Es importante tener en cuenta que la amapola no funciona como expectorante, por lo que es utilizada para aliviar la tos seca. En este sentido, se utilizan los pétalos secos de la flor con un poquito de azúcar y agua, sin hervir.
  4. Ayuda a tratar la diarrea en los niños. En el caso de los más pequeños, la amapola ayuda a prevenir y controlar la diarrea, siempre y cuando esta se encuentre combinada con aceite de oliva, en partes iguales, en una infusión.
  5. Ataca de forma directa el dolor de muelas. Finalmente, uno de sus beneficios más populares es el hecho de que alivia los dolores de muela y de encía, con tan solo hacer gárgaras de esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *